El entorno de Mari Luz no da tregua a la búsqueda y convoca nuevas batidas

  • Los rastreos partirán del 'punto cero' de la desaparición entre las 09.30 y 10.00 horas de hoy y mañana · La familia de la pequeña vuelve a pedir colaboración ciudadana para obtener pistas

Comentarios 4

No van a tirar la toalla. Aunque esta semana, en la tercera manifestación convocada en Huelva, se hizo notar un desgaste de la población (por el paso de los días y la falta de resultados), el entorno de Mari Luz (se cumplen 27 días de su desaparición a pocos metros de su casa) no va a dar tregua alguna a la búsqueda.

Este fin de semana, tanto hoy como mañana domingo, hay convocadas sendas batidas que partirán del 'punto cero' de la desaparición, la Plaza Rosa donde reside la familia Cortés. "Estamos como el primer día, no se va a dejar de buscar hasta que aparezca mi hija". Inicialmente, salvo cambios de última hora, los rastreos se centrarán en el mismo barrio de El Torrejón y en el término municipal de Gibraleón, en la zona de Los Judíos.

El padre de Mari Luz, Juan José Cortés, se ausentará esta primera jornada del rastreo para tratar de descartar por sus propios ojos que la alarma que saltó hace dos días en Arcos de la Frontera (Cádiz) ha vuelto a ser falsa, como tantas otras. En ese municipio gaditano, una familia comunicó a la Policía Local que había visto a la menor onubense junto a otro niño. "Quiero hablar con la persona que dijo verla, sólo nosotros podemos conocer algún detalle de mi hija o desechar que es ella".

Mientras tanto, la Policía Nacional continúa trabajando en las dos hipótesis que se barajan como móviles de la desaparición: el secuestro y un posible caso de pederastia. Hasta la fecha, los investigadores cuentan con tres testigos para tratar de componer los últimos pasos que dio la niña antes de que fuera arrancada del barrio, el del quiosquero que le vendió las golosinas que fue a comprar, el de un primer testigo que asegura haber hablado con Mari Luz en la esquina de la Avenida de las Flores con la calle Geranio y la persona, testigo localizado por este diario, que vio como un hombre se llevaban a Mari Luz en una furgoneta.

Los llamamientos a la colaboración ciudadana se repiten, con la absoluta garantía de que los testimonios quedarán en el más absoluto de los anonimatos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios