Mari Luz Cortés, va por ti

  • Jonathan Guisado partió de Córdoba el viernes y ayer, tras llegar a El Torrejón, fue ingresado en el hospital con evidentes síntomas de hipertermia y agotamiento

Comentarios 19

Emprendió su particular viaje el viernes desde Córdoba y culminó esta gesta más solo que la una (a pesar de que cuando ideó su plan, un centenar de personas se sumó a la iniciativa). Después de 48 horas de viaje y 230 kilómetros a pie sobre el asfalto -sin pegar ojo y apenas probar bocado-, Jonathan Guisado enfilaba al fin la Avenida de las Flores de El Torrejón, acompañado por Jordi Damota y Manuel Pérez 'Yuma', dos corredores onubenses que salieron a darle alcance para mostrarle el camino correcto. En el pecho del joven cordobés de 22 años el mensaje estaba claro, por mucho que los aguaceros que le acompañaron en el primer día de viaje se hubieran empeñado en desfigurarlo: "Homenaje a Mari Luz Cortés. 230 kilómetros. Va por ti".

Un paso tras otro, y otro más... Al fin la Plaza Rosa se abría ante sus ojos y el silencio tomaba la palabra. Aunque los calambres y temblores se habían hecho dueños de todo su cuerpo, Jonathan reservaba sus últimas fuerzas para abrazar al padre de Mari Luz, Juan José Cortés, a su tío Diego Cortés y a su abuelo, Juan Cortés, que le recibieron entre emocionadas lágrimas de agradecimiento. Luego se desplomó.

Afortunadamente, Diego Cortés y Jordi Damota lograron sostenerlo antes de que cayera al suelo. Todos se apresuraron a darle masajes en las piernas y a abrigarlo para calmar su dolor, pero el cordobés dijo que "me siento muy orgulloso de haber hecho esto, y no es por los kilómetros que haya podido recorrer, sino por poder dedicarle mi esfuerzo a Mari Luz y a su familia". El padre de la pequeña, más abatido que nunca en el fin de semana de los que ya no están, le miraba con asombro mientras indicaba que "este tipo de cosas son las que hacen grandes a las personas, es increíble lo que ha hecho y siempre le estaremos agradecidos".

La madre, Irene Suárez, y la abuela de la niña, también Mari Luz, se sumaban al recibimiento pañuelo en mano y muy preocupadas por el estado de salud del joven. Minutos más tarde, una ambulancia de urgencias trasladaba al muchacho al hospital Juan Ramón Jiménez, acompañado por los Cortés. Al cierre de esta edición aún permanecía en observación, si bien había remitido la hipertermia que sufría por la mañana y se recuperaba favorablemente.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios