Marcos Rosa logra un donante compatible de médula ósea

  • El joven onubense fue avisado ayer de la noticia por lo que tuvo que trasladarse a Sevilla para iniciar un nuevo tratamiento

Las mejores noticias llegaron ayer para el joven onubense Marcos Rosa, que desde hace unos meses estaba a la espera de conseguir un donante compatible -un joven alemán- para realizar un trasplante de médula.

Tal y como señalaron ayer fuentes de su entorno más próximo, Marcos "compartió en la mañana de ayer que le habían llamado y que tenía que trasladarse a Sevilla, ya que por fin habían conseguido encontrar un donante de médula compatible con su situación". Marcos fue ayer atendido en el Virgen del Rocío, donde tras ser puesto al día de tan trascendental noticia se le informó de que deberá iniciar un nuevo tratamiento que le capacite para afrontar el trasplante.

Este mes de enero era crucial para la evolución de su estado de salud

Precisamente, hace pocos días que Marcos había concluido las sesiones de quimioterapia eque de manera periódica había estado recibiendo en el Juan Ramón Jiménez estos últimos meses.

Marcos Rosa, un joven onubense de 27 años cumplidos ayer y enfermo de leucemia, puso en marcha a finales del pasado mes de octubre una campaña en las redes sociales para encontrar un donante compatible y dejar atrás esta enfermedad que le acompaña desde que tenía 17 años y en la que recayó de nuevo. La noticia del hallazgo de la compatibilidad le ha venido a Marcos en el mejor de los momentos, ya que enero era un mes clave para la evolución de su estado de salud.

Por norma general, en el Banco de Donantes de Médula Ósea se suele encontrar una compatibilidad en cuestión de un mes, pero Marcos decidió comenzar esta campaña para acelerar el proceso y ayudar a otras personas que se encuentren en su misma situación.

La llamada que provocó esta campaña hizo que se multiplicara el número de personas que acudió al Centro de Donaciones que se encuentra en el Juan Ramón Jiménez, si bien hay que aclarar que todas las personas que pusieron su buena voluntad con su participación no hicieron la donación pensando sólo en Marcos, sino que las muestras se remitieron a ese Banco de Médula Ósea que tiene una vocación universalista.

Este joven onubense es estudiante de Psicología en la Universidad de Huelva y asimismo se dedica al marketing y a la publicidad on line.

A Marcos Rosa le diagnosticaron su enfermedad con 17 años con un 80% de células anómalas en sangre, lo que superó con un tratamiento de quimioterapia que su cuerpo aceptó bien, pero antes de darle el alta definitiva con 22 años le detectaron un 8% de estas células en su sangre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios