Defensor del Onubense

Manuel Rodríguez: "El único carnet con el que me he quedado es el del Recre"

  • Caminando se hace camino, dice Rodríguez: "Pondré todo mi empeño en demostrar a la corporación que seré el Defensor de todos, sin distinciones"

Comentarios 1

Acaba de presentarle el alcalde, básicamente, como "un hombre que merece tener suerte". Palabras que le habrán sabido a gloria después de un prólogo de incertidumbre tras su etapa política.

-Sobre todo cuando esas palabras llegan del que fue mi contrincante. Imagine cómo puede llenarme de felicidad y orgullo, no ya que alguien hable bien de mí, sino que quien lo haga sea el alcalde de la ciudad y el que fue mi adversario, apostando ahora por mí para este cargo... Eso, en este caso, realza la figura de Pedro Rodríguez.

-Precisamente, el hecho de que el alcalde le nombrara a usted personalmente viene sirviendo al PSOE de argumento para desmontar la declaración de "objetividad e independencia" del Defensor. Parralo fija el precio de esta imparcialidad en un sueldo anual de 66.000 euros.

-Es mucho menos... pero no voy a entrar en lo que ganan los demás. Caminando se hace camino, y eso es lo que quiero demostrar a la corporación. Mi trabajo va a ser muy objetivo e independiente. Trataremos de hacer las cosas siempre en función del interés de los ciudadanos y de lo que dicten los reglamentos municipales. No voy a entrar en la pelea que hubo anteriormente a cuentas del nombramiento… a partir de hoy quiero demostrar que puedo ser el Defensor de todos los onubenses, sin distinción.

-Su nuevo cargo ha forzado el divorcio con Izquierda Unida. ¿Qué le supuso dejar el carnet después de 30 años?

-Eso siempre supone renunciar casi a tu propia vida... no obstante ahora afronto un trabajo tan gratificante como es la defensa de los ciudadanos. Es lo que he venido haciendo durante toda mi vida desde la que fue mi organización política; y ahora lo haré desde el marco de una oficina, por lo que para mí esto es sólo un punto y seguido. Eso sí, ya sin carnet de ningún partido, sindicato ni organización. El único con el que me he quedado es el del Recreativo, y eso porque en Huelva tenemos únicamente al Decano... si hubiera dos clubes ya no podría decantarme.

-¿Se ha puesto ya en contacto con Chamizo?

-Ahora que mi nombramiento es público quiero pedirle una cita. Creo que hay mucho que aprender de la experiencia del Defensor del Pueblo Andaluz. Mi intención es establecer un convenio para que a través de nuestra oficina podamos tramitar las quejas que haya que derivarle. También quiero visitar a los defensores que trabajan en los ayuntamientos de Granada y Jerez y en la Diputación Provincial de Granada. Les pediré una cita para conocer su experiencia de primera mano y enriquecer nuestra oficina.

-¿Se teme las trampas de la oposición en el Ayuntamiento?

-Confío en que a partir de ahora lo que impere sea la colaboración por el bien de los ciudadanos. Aquí no caben los palos en las ruedas, sino ayudar para mejorar la calidad de vida en la ciudad.

-En su mesa tiene ya 20 expedientes. ¿Algún caso llamativo?

-Ha habido uno que me ha conmovido especialmente por la impotencia de no poder resolver un problema que ya está en terreno judicial, y se escapa por tanto de las competencias del Defensor. Se trata de un desahucio, en unas circunstancias muy especiales en las que, además, creo que las personas que han sido expulsadas llevan mucha razón.

-Un mensaje directo, una invitación al lector.

-Quiero que los ciudadanos me vean siempre próximo, cercano, como un amigo, un vecino, más que como una figura institucional. Siempre encontrarán abierta la puerta de mi oficina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios