La Junta regula con semáforos el cruce del hospital Infanta Elena

  • Obras Públicas ha invertido 80.000 euros en la instalación de la red semafórica

La Delegación de Obras Públicas y Transportes puso ayer en marcha la regulación con semáforos de la intersección del ramal de acceso al hospital Infanta Elena en la carretera A-5000, actuación que se ha llevado a cabo a petición de los usuarios del centro hospitalario y que ha contado con un presupuesto de 80.000 euros.

El cruce incide en los doscientos primeros metros de la A-5000 más próximos a la ronda norte de Huelva, perteneciente al Ministerio de Fomento. Se trata de una intersección en T con un carril adicional para giros a la izquierda en dirección al hospital pero que no permite virar a la izquierda a los vehículos que proceden del centro sanitario, que tienen que utilizar para ello la glorieta próxima a la ronda norte.

El intenso tráfico de esta carretera y la acumulación de vehículos en determinados tramos horarios con origen y destino en el hospital (a la entrada y salida de trabajadores) da lugar a embotellamientos momentáneos en dicha intersección, por lo que se ha decidido regularla con semáforos ante la dificultad que representa cualquier otra solución por la proximidad de la ronda norte.

La solución técnica consiste en mantener siempre abierto al tráfico el carril derecho, sentido Huelva-San Juan, y actuar mediante las correspondientes fases semafóricas en el carril de espera para los giros a la izquierda (acceso hacia el hospital), así como en el carril de entrada a Huelva desde San Juan por la A-5000 y en la incorporación a esta vía de los vehículos procedentes del centro hospitalario. Las fases quedan determinadas mediante espigas detectoras de presencia de vehículos tanto en el carril central de espera como en el de acceso al hospital, de forma que el semáforo no se pone en rojo a menos que haya vehículos. Como novedad, se introducen dos espigas de cola que abren inmediatamente los semáforos para impedir que la acumulación de vehículos llegue a interferir el tráfico de la ronda norte.

La actuación ha contado con dos fases diferenciadas, en la primera de las cuales se ha ejecutado la obra civil de canalización y cimentación de postes y báculos, mientras que en la segunda se han llevado a cabo el cableado, las conexiones y la instalación de semáforos propiamente dicha.

Desde Obras Públicas se subraya que el tráfico sólo se ha visto afectado en la primera fase de las obras y "en momentos determinados que se han señalizado convenientemente". Las obras se han desarrollado durante el mes de febrero por la empresa Apimovilidad en colaboración con Etralux.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios