La Junta dedica el Día del Libro a la obra de Juan Ramón Jiménez

  • Rosa Torres entregó el Premio de Fomento a la Lectura a la Federación Andaluza de Personas Sordas · La consejera pudo comprobar las necesidades del Museo, con un salón de actos que era pequeño

Comentarios 1

Juan Ramón Jiménez fue ayer el protagonista del Día Internacional del Libro en Andalucía, en un acto que la consejería de Cultura quiso celebrar en el Museo Provincial de Huelva y que estuvo presidido por la consejera de Cultura, Rosa Torres. Un año, el último del trienio celebrativo dedicado al poeta moguereño, en el que se quiere reivindicar al autor y a su obra "como elemento de introducción de todos los lectores en el siempre apasionante mundo de la poesía, con letras mayúsculas", aseguró.

Ayer se repartían ejemplares de la 'Antolojía', en la que con la 'j' se quería hacer un guiño al léxico especial del propio poeta, con una selección de textos realizados por el profesor Javier Blasco, comisario del comité organizador del Trienio Zenobia-Juan Ramón Jiménez, quien realizó una breve ponencia sobre la vida y obra del autor, en un acto que contó también con la presencia de la presidenta de la Diputación de Huelva, Petronila Guerrero, y del delegado provincial de Cultura, Juan José Oña. Según la consejera no quedará esto sólo en la edición del libro y del regalo de un clavel blanco, sino que se dedicará todos los esfuerzos de la Dirección general del Libro y del Centro Andaluz del Libro para este año.

La consejera habló ayer de realidades como un DVD sobre Platero y yo traducido al lenguaje de signo, o la restauración del "santuario laico", como calificó la casa de Juan Ramón Jiménez en Moguer, "para tenerlo siempre presente". También pudo contemplar en la salas del Museo de Huelva la exposición Juan Ramón: Espacio y tiempo, realizada por la Fundación Juan Ramón Jiménez. Así tuvo también la ocasión para poder palpar de cerca las necesidades del Museo de Huelva, no sólo en las salas, como la de Arqueología, que pudo recorrer con el delegado provincial, sino también las escasas prestaciones del salón de actos, con sólo 99 butacas. En fin, la consejera que ha sido ratificada en su cargo conocía lo mismo que ya pudo ver cuando sustituyó a la que fuera Ministra de Cultura, Carmen Calvo, que en los mismos pasillos del Museo reivindicaba las mejoras necesarias. El primer paso ha sido el proyecto para saber qué se quiere, ahora se esperar que los próximos cuatro años que empiezan para Rosa Torres sean también los del Museo de Huelva.

Durante el acto celebrado en el Museo de Huelva, la consejera dio lectura a un manifiesto a favor de la lectura que ha sido redactado en esta ocasión pro Luis García Montero y donde el escritor realiza una reflexión íntima sobre cómo la práctica de la lectura condiciona al ser humano. "No sé si usted sabe que el escritor que piensa una historia se pasa las horas en busca de palabras representa a los hombres y a las mujeres que se atreven a pedir tiempo para pensar en su historia, en sus horas, en sus vidas, en sus seres amados, en sus opiniones", escribe García Montero en este texto.

Rosa Torres, por su parte, dijo ayer invitando a la lectura que es un descubrimiento fascinante, reconstituyente, que roba su tiempo al aburrimiento, constituyendo un "visado de libertad". Habló, además del esfuerzo que va hacer su Consejería en el fomento de la lectura, "como motor de avance y progreso de la región andaluza".

Por su parte el catedrático de Literatura de la Universidad de Valladolid y comisario del comité organizador del Trienio Zenobia-Juan Ramón, Jiménez Blasco, realizó una breve ponencia sobre la vida y obra de Nobel moguereño.

Por otro lado, y con motivo de esta celebración del Día Internacional del Libro, la Consejería de Cultura ha editado cien mil ejemplares de Antolojía: Conciencia sucesiva de lo hermoso, una selección de textos de toda la producción literaria de Juan Ramón Jiménez, elaborado por el mismo Javier Blasco y que será entregada a los usuarios de la red de bibliotecas públicas de Andalucía.

La lectura de algunos fragmentos de esta antología, a cargo de Pablo García Baena, Juan Drago, Dolores Izquierdo, Antonio Ramírez Almanza, Teresa Suárez, Eva Vaz o Manuel Moya, han servido para cerrar el acto de conmemoración del Día Internacional del Libro, una festividad que se conmemora en todo el mundo el día 23 de abril.

La consejera de Cultura también quiso reconocer a "aquellas personas y colectivos que ayudan en la tarea de hacer de la lectura un eje fundamental de la cultura andaluza, pues todos los días se debe tener el impulso de leer como un gusto cotidiano", con la entrega del VIII Premio del Centro Andaluz de las Letras (CAL) al Fomento de la Lectura a la Federación Andaluza de Asociaciones de Personas Sordas, un galardón dotado con 6.000 euros que habrán de destinarse obligatoriamente al desarrollo de actividades que favorezcan la práctica de la lectura en la comunidad. El CAL de Plata fue para el IES Torre del Prado de Málaga, por el fomento de la lectura y mantener una biblioteca escolar "ejemplar". Hubo mención para la librería Rayuela de Málaga y tres menciones honoríficas a Antonio Martín, Juana Muñoz y José Salinero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios