Julio Díaz pide a Cruz y a Caraballo que no amparen el transfuguismo

  • El portavoz provincial de C's quiere que Figueroa y Gallardo sean declarados tránsfugas por pasar a ser ediles no adscritos

Ruperto Gallardo, Enrique Figueroa y Julio Díaz, en una imagen de marzo de este año. Ruperto Gallardo, Enrique Figueroa y Julio Díaz, en una imagen de marzo de este año.

Ruperto Gallardo, Enrique Figueroa y Julio Díaz, en una imagen de marzo de este año. / josué correa

Vuelve a repetir, por si ha quedado alguna duda, lo que ya dijo públicamente el pasado 23 de junio. El portavoz provincial de Ciudadanos y parlamentario andaluz, Julio Díaz, quiere que el Ayuntamiento de la capital y la Diputación Provincial apliquen cuanto antes a Ruperto Gallardo y Enrique Figueroa el Pacto Antitransfuguismo, suscrito en su momento por las formaciones que gobiernan ambas administraciones.

Tras su salida del grupo municipal de C's en el Consistorio de la capital, ambos decidieron mantener sus actas de concejal, una elección que Ciudadanos considera ilícita al entender que son cargos públicos que han robado al partido lo que no es suyo. Además, la formación de Albert Rivera teme que estos antiguos cargos de C's acaben beneficiando a otras formaciones, tal y como evidencia el hecho de que desde hace más de un año pida de forma insistente al Gobierno de Rajoy la reactivación de este pacto ante la sangría de concejales que han dejado la militancia en el partido naranja pero se han quedado con sus actas pasando a ser no adscritos.

Así, Díaz quiere que ambos sean declarados tránsfugas al no acatar la exigencia de la que fuera su formación, que les instó a entregar sus actas de concejales en el Consistorio y, en el caso de Gallardo, también su acta de diputado. "Ya hemos dicho que tenemos la lupa puesta, porque no nos gustaría que ni el alcalde de Huelva ni el presidente de la Diputación ampararan el transfuguismo", advirtió ayer el coordinador provincial.

En un escrito fechado el 6 de junio, el entonces presidente del grupo municipal de Ciudadanos y su portavoz se dieron de baja de la agrupación a la que representaron durante dos años y la que es desde las municipales de 2015 la tercera fuerza más votada en la capital onubense. La decisión de ambos llegó tras un año de tensiones que se agravó cuando el comité ejecutivo de la formación acordó el 24 de abril de este año instar al grupo municipal a restituir en la portavocía a María Martín, quien denunció que previamente fue relegada de este cargo debido a su embarazo. Ni Gallardo ni Figueroa vieron justificado este cambio y pidieron una argumentación al partido que nunca les llegó. Sí recibieron una apertura de expediente que se uniría a una suspensión cautelar de militancia y, en esas, abandonaron las siglas del partido naranja.

En cuanto a la pérdida de representación en los órganos y consejos de administración de las empresas municipales sufrida por C's tras la salida de ambos ediles, Díaz aseguró que su partido está "muy bien representado" en Huelva, donde "sigue creciendo con su portavoz, María Martín, quien "hace un trabajo estupendo" y "tiene a la dirección de C's con ella". Esto es, a su juicio, lo verdaderamente importante, por lo que restó significación a "que PP y PSOE se pongan de acuerdo para repartirse los trozos de las tartas". "C's se va a preocupar de tener un proyecto fuerte para dentro de dos años y de contar con el mayor grado de confianza de los ciudadanos para poder transformar la realidad de los onubenses", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios