El Juan Ramón Jiménez atiende a 800 pacientes con insuficiencia cardiaca grave

  • La unidad especial cumple un año de atención a los enfermos con mayor nivel de riesgo

Integrantes del equipo médico de la unidad de insuficiencia cardiaca. Integrantes del equipo médico de la unidad de insuficiencia cardiaca.

Integrantes del equipo médico de la unidad de insuficiencia cardiaca. / h. i.

El Hospital Juan Ramón Jiménez atedió cerca de 800 pacientes durante el primer año de funcionamiento de la Unidad para Pacientes con Insuficiencia Cardiaca Grave, puesta en marcha el pasado verano con la finalidad de realizar un seguimiento más estrecho a los pacientes de mayor riesgo y peor pronóstico. Estas unidades monográficas disminuyen el número de ingresos hospitalarios y mejoran el curso de la enfermedad, repercutiendo positivamente en la calidad de vida de estos pacientes.

La insuficiencia cardiaca es un síndrome derivado de la incapacidad del corazón para bombear la sangre adecuadamente y poder llevar el oxígeno y los nutrientes al resto del organismo, manifestándose principalmente por dificultad para respirar, edema en las piernas y cansancio.

Es una enfermedad crónica muy prevalente, que afecta al 7% de la población española mayor de 40 años y constituye la primera causa de ingreso hospitalario y de mortalidad por encima de los 65. Estos pacientes requieren de un manejo multidisciplinar, fundamentalmente del médico de atención primaria y del especialista en medicina interna, además de otros.

La Unidad de Insuficiencia Cardiaca concentra la atención sanitaria del grupo de pacientes con la enfermedad más avanzada y un mayor riesgo. El objetivo es realizarles un seguimiento muy de cerca, indicándoles el tratamiento más adecuado en cada caso, bien sea en consulta, hospital de día o en hospitalización convencional, según la complejidad, disminuyendo el número de ingresos y acortando la estancia, adelantándose a episodios de descompensaciones más graves que requerirían una asistencia de urgencia.

En este sentido, a los cerca de 800 pacientes atendidos en la Unidad, se les han realizado más de 2.200 atenciones en consultas externas. De ellas, alrededor de un 4% son consultas no programadas, es decir, los cardiólogos han atendido de manera inmediata a pacientes que están siendo vistos en otras unidades y presentan una descompensación que requiere una rápida actuación.

La actividad se realiza también en el Hospital de Día Médico, un dispositivo potenciado recientemente con la incorporación de dos nuevos puestos específicos para Insuficiencia Cardiaca. En este sentido, cuando el facultativo aprecia una serie de síntomas en el paciente que predicen una descompensación, se le administra en el hospital de día de manera precoz, un tratamiento intravenoso y otros fármacos para el corazón durante unas horas que requieren supervisión del cardiólogo, evitando la recaída del paciente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios