Jóvenes investigadores onubenses piden en Madrid una "carrera digna"

  • Rechazan las becas como única posibilidad de trabajo en España y exigen contratos con buenas condiciones laborales, con continuidad y estabilidad

Comentarios 4

Los jóvenes investigadores onubenses han dado la voz de alarma. Pero para esto, han tenido que salir fuera de la provincia, aprovechando la manifestación a nivel nacional que la Federación de Jóvenes Investigadores/Precarios convocó el pasado 1 de marzo en Madrid a la que acudieron más de 2.000 investigadores venidos de todas las provincias del país. Bajo el lema, 'Otra investigación es posible', dejaron claras sus denuncias y exigencias con la lectura del manifiesto.

María del Carmen Indo, una joven investigadora onubense, afincada en Madrid en la actualidad por motivos de trabajo, fue una de las investigadoras locales que gritó sus quejas en las calles de Madrid. Ella, al igual que el resto de los manifestantes, apoya un documento con el que quieren dar a conocer las deficiencias más importantes de la investigación en España.

Cuatro denuncias resumen sus argumentos, todos ellos presididos por el rechazo a que los profesionales de la investigación continúen trabajando como becarios, "sin contratos y, por consiguiente, sin paro ni seguridad social, entre otros derechos, ni durante nuestra etapa predoctoral ni tras ser doctores. Para conseguir mejores condiciones tenemos que salir del país, por lo quedamos exiliados de por vida y España pierde a muchos de sus profesionales más cualificados para conseguir el tan nombrado desarrollo y progreso". Con estas palabras resume María del Carmen la situación de la investigación "en todas las comunidades españolas".

En el manifiesto se especifican algunos detalles. Se denuncia que falta un reconocimiento generalizado de la producción investigadora, la falta de conciencia de que "la investigación es rentable, no un gasto", según versa en el manifiesto, en el que puede leerse también que España está muy por debajo de otros países de similar desarrollo y se ignoran las recomendaciones de la Unión Europea. En lo referente al tema económico, en el documento se asegura que la inversión destinada a I+D+I es "excesivamente baja", lo que repercute en los recursos materiales y humanos, con una baja inversión que obliga a utilizar "mano de obra barata", con becas o "contratos precarios", con el aumento de la tendencia a invertir más en la investigación con rendimientos a corto plazo, "cuya base la tiene en las investigaciones a largo plazo", además de no incentivar el desarrollo tecnológico ni la creación de patentes. De otra parte, hacen pública la mala gestión de las becas por los retrasos de las convocatorias, lo que provoca que muchos pasen "largas temporadas" sin recibir financiación "además de no tener derecho a subsidio por no haber disfrutado de un contrato", exigen que aumenten las posibilidades de encontrar trabajo en etapas sucesivas del desarrollo profesional y expresan su repulsa porque no se fomenta la movilidad de los investigadores españoles. Por último, los jóvenes investigadores onubenses, junto con los del resto del país, solicitan una correcta planificación de la política científica a largo plazo y una coordinación de las políticas existentes en los diferentes niveles.

Por todo, consideran que "es imprescindible un impulso por parte de los gobiernos estatal y autonómico" que pasa, tal y como versa en el manifiesto, por poner en marcha medidas concretas: el reconocimiento laboral y la protección completa para todos los investigadores, mejorar la continuidad de la carrera investigadora, fomentar la movilidad, incentivar el incremento del capital privado y de la inversión pública en investigación y, en definitiva, impulsar el reconocimiento social de la investigación y de sus trabajadores.

Por todo ello, muchos investigadores onubenses alzaron la voz en Madrid hace a penas unos días para evitar, entre otras cosas, "la fuga de cerebros a otros países. Después de que nos hayamos formado en España con financiación española, nuestros conocimientos y trabajo benefician a otros países, por lo que el país se está perjudicando con todas estas deficiencias en materia de investigación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios