José Agudo, ganador del premio de poesía Juan Ramón Jiménez 2008

  • Con su libro 'Esta frágil cadencia', el triunfador ha conseguido el beneplácito del jurado al completo que han elegido esta obra de entre 374 títulos originales

El XXVIII Premio Hispanoamericano de Poesía Juan Ramón Jiménez, uno de los reconocimientos más deseados por los escritores españoles ya tiene nuevo dueño. En esta ocasión, el galardón ha recaído en las manos de José Agudo con su obra 'Esta frágil cadencia', un poemario que ha cautivado al jurado de la edición de este año, ya que la obra fue votada por todos ellos como la mejor de todos los títulos originales presentados. Un total de 374 obras han participado en la edición de este año, de las cuales más de 100 han llegado a Huelva desde fuera de las fronteras nacionales. El premio se le entregará a su ganador en torno al 29 de mayo, según informó ayer la presidenta de la Diputación Provincial de Huelva, "haciendo coincidir la fecha de la entrega del galardón con la de la muerte del gran poeta onubense", indicó.

La creación mediante la escritura, ésta ha sido la clave del éxito de la obra ganadora. Así lo explicó, durante la publicación del fallo en la mañana de ayer, el presidente del jurado, Ricardo Senabre Sempere que destacó la maestría con la que el autor ha creado un todo, "una estructura", que no se puede entender sin todas sus partes, sin la lectura de todos sus poemas. Senabre Sempere, en un tono distendido, definió la obra como "la perita en dulce que todo jurado quiere" y se recreó en su análisis y en la explicación de su "grandeza". El presidente del jurado leyó el primer poema titulado 'Quizás', tras lo que manifestó su admiración por la creación, en estos versos, de un sujeto que reflexiona sobre su pasado y habla "de lo que pudo ser y no fue, en definitiva, hace una representación de la incertidumbre de la vida a través de la creación de un sujeto. A continuación, construye toda una biografía en la que, al contrario que al principio de la obra, la incertidumbre desaparece porque él posee el poder de la creación, controla el azar y desaparece la incertidumbre". Con estas palabras, Senabre Sempere elogió al autor y a su trabajo y lo alzó como un justo y merecedor ganador de la edición de este año.

Con respecto al autor, manifestaron su admiración, por la maestría de su creación y aseguraron que aunque no es una persona conocida dentro de la poesía, "no es lo primero que escribe por su extraordinario oficio", según señaló Javier Vasco Pascual, otro de los miembros del jurado de la edición del premio de este año.

De otra parte, el presidente del jurado quiso referirse a la importancia de este certamen "por la calidad de los trabajos que se presentan cada año, por el número de participantes y por la seriedad, buen hacer y sabiduría poética del comité de selección previa que hace un gran trabajo y nos facilita mucho el nuestro".

El jurado de este año ha estado compuesto por cinco grandes especialistas de las letras. Además de Ricardo Senabre Sempere, como presidente, y Javier Vasco Pascual, la lista de los del jurado la completan Rosa Navarro Durán, Jesús García Sánchez y Pilar Zelma Valero. A la luz de este plantel, la legitimidad de su decisión está más que probado y lo acertado de su elección es indudable.

Por su parte, Petronila Guerrero manifestó su satisfacción por la cantidad y la calidad de los trabajos presentados en esta edición que hacen, según destacó, que este certamen onubense tenga cada año más prestigio e importancia a nivel nacional. La presidenta de la Diputación quiso resaltar lo especial de la edición de este año por cumplirse 50 años de la muerte de Juan Ramón Jiménez. Guerrero aprovechó la ocasión para recordar y actualizar el compromiso que la institución que preside mantiene con la Poesía y con la Literatura en general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios