Huelva

Joaquín Galve: "Ricardo González es un buen juez y desconozco su problema"

Joaquín Galve. Joaquín Galve.

Joaquín Galve. / cgpj

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra, Joaquín Galve, afirmó ayer que el juez discrepante de la sentencia de la Manadaes "una persona absolutamente normal, un buen juez", y añadió que "en absoluto conoce" ningún problema que le impida a este magistrado ejercer. Galve respondió así a las declaraciones realizadas el pasado lunes por el ministro de Justicia, Rafael Catalá, en las que sostuvo que dicho juez, Ricardo Javier González González, tiene algún "problema singular" y que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debió "actuar preventivamente contra él".

Galve aseguró ayer, en una entrevista en la Ser, que al ministro le han dado "muchas informaciones falsas y malintencionadas" sobre el magistrado Ricardo Javier González.

El presidente del Alto Tribunal navarro sostuvo además que el ministro cometió un "ataque directo a la independencia del Poder Judicial", motivo por el que junto al resto de jueces y magistrados navarros ya suscribió un comunicado indicando que esta conducta del titular de Justicia debería "provocar su inmediata dimisión".

Para el presidente del TSJN puede que Rafael Catalá tenga que poner "negro sobre blanco" algunos asuntos, pero en este caso "nadie sabe por qué lo dice" y es además "una injerencia en algo subjudice".

"Dimitir depende de él (Catalá), la dimisión es un acto personal", precisado el magistrado, quien negó que él como presidente del TSJN ni el año pasado ni este haya realizado alguna actuación contra la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, que ha juzgado el caso de la Manada y ha dictado la polémica sentencia que sólo aprecia un delito continuado de abusos sexuales con prevalimiento y no de agresión sexual.

Galve sí admitió que en 2017 planeó incluir dentro del sistema de programación ordinaria de inspección para 2018 dos órganos y una fue la citada Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, pero aclaró que se trata de una "práctica ordinaria" y los motivos pueden ser "el tiempo transcurrido desde la última inspección o por algún problema por carga de trabajo importante con asuntos de calado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios