El Instituto de la Mujer rinde tributo a la primera alumna de Secundaria

  • El centro de La Rábida fue pionero en España en examinar a una estudiante

Comentarios 1

Antonia Arrobas recibió ayer el homenaje que merecía después de más de 100 años de examinarse en el instituto La Rábida, para obtener su titulación de Enseñanza Secundaria. Arrobas es un ejemplo más de cómo la historia se escribe con el testimonio de héroes anónimos que desafiaron a la sociedad de su tiempo.

Un azulejo recordará la efemérides que supuso todo un hito, ya que, por vez primera en España, una mujer se iba a examinar tras haberse preparado para ello en su propia casa. No sólo a las chicas les estaba vetada su asistencia a clase, sino que el mismo derecho a examinarse debía ser autorizado por la Dirección General de Instrucción Pública. Fue el 25 de mayo de 1871 cuando esta niña de 13 años lograría todas las autorizaciones. Afortunadamente, se ha conservado en el instituto testimonio documental de todo ello así como de sus buenas calificaciones logradas. Por desgracia, tras este episodio, se perdió el rastro de esta mujer. Se sabe que era natural de Talavera la Real (Badajoz), que su padre era carpintero y su madre se dedicaba a las "labores propias de su sexo". Cabe señalar que pese a la autorización recibida, sus seguidoras en esto de estudiar estuvieron aún a expensas de los permisos de carácter personal, que emitía Instrucción Pública.

La historia de Antonia Arrobas se hizo pública el año pasado, con ocasión del 150º aniversario del instituto. Ayer, a su homenaje acudieron la directora del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Soledad Ruiz, acompañada por la delegada provincial de Educación, Antonia Cascales, y la coordinadora provincial del IAM, Rosa López, así como el director del instituto, Antonio Pérez.

El homenaje ha dado como resultado una exposición en la que se reproducen los documentos que dejan constancia del paso de Arrobas por esta institución docente, así como el azulejo que recordará permanentemente el paso por el señero instituto de esta pionera de la educación en nuestro país. Por su parte, la profesora de la Universidad de Huelva Consuelo Flecha departió sobre La mujer en la educación. En su conferencia, Flecha describió cómo era la situación de la mujer en la segunda mitad del siglo XIX, en la que la población femenina tenía unas prácticamente nulas posibilidades laborales salvo las excepciones de ser profesoras de niñas o matronas. La conferenciante comparó esa situación con la actual, en la que las mujeres suponen la mayoría del alumnado universitario, presentando además los mejores expedientes académicos. Sin embargo, predomina aún la discriminación hacia las chicas a la hora de buscar un empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios