Infraestructuras y energía abren paso a Huelva en el mercado luso

  • Las transacciones con Portugal han ido en ascenso en el último lustro, pero la balanza comercial es negativa para la provincia · El intercambio de energía se hará realidad en 2011 · Los nuevos puentes, factor clave

Comentarios 1

Cuando en 1970 se firmó el acuerdo para la construcción de un puente internacional sobre el río Guadiana se abría una nueva etapa en las relaciones entre Huelva y Portugal, marcadas siempre por la división que suponía el Guadiana. Este viaducto, junto a la plena integración de ambos países en la Unión Europea y el crecimiento de ambas economías, estimuló las interrelaciones entre ambos países y la cooperación empresarial. Ahora se abre una segunda etapa en la que la construcción de nuevas conexiones sobre el Guadiana gracias a la aportación de fondos europeos de cooperación transfronteriza debería consolidar las relaciones no sólo empresariales, sino también de otros ámbitos en las poblaciones de ambos lados de la frontera.

La ejecución de infraestructuras de conexión entre ambos países es el factor destacado como fundamental tanto por representantes municipales como por empresarios. Frente a las relaciones existentes entre otras regiones fronterizas de España y Portugal, Huelva siempre ha visto condicionada su relación con el país vecino por la frontera del río. De ahí que la construcción de viaductos de conexión haya sido una reivindicación de los municipios del Andévalo y Alentejo. El primero de ellos, entre El Granado y Pomarao, está en funcionamiento desde finales de febrero, una década después de que comenzase a reivindicarse. Otro puente, entre Paymogo y San Marco, estará finalizado para el mes de agosto. Y se queda en el tintero el tercer puente proyectado, entre Sanlúcar de Guadiana y Alcoutim, el que quedaba en manos del Gobierno central y que es el gran olvidado de las conexiones en la frontera.

A estos puentes se unen las mejoras entre las carreteras de ambos lados del río. En los últimos cuatro años, incluido el puente, los municipios transfronterizos (en el caso de Huelva, la Diputación) han gestionado un total de 38 millones de euros para la mejora de carreteras. Para el nuevo marco comunitario hasta 2013 ya se han solicitado otros casi tres millones de euros para el refuerzo del firme de la carretera de El Granado y la práctica reconstrucción de la vía que une Puebla de Guzmán y Alosno, inversiones a las que se sumarán aquellas que soliciten los municipios onubenses y lusos dentro del nuevo programa de cooperación.

Con estas nuevas conexiones, se espera incrementar el tránsito no sólo de mercancías, sino también de turistas, entre ambos lados del río. En el primer aspecto, según asegura el portavoz de la comisión de infraestructuras de la Federación Onubense de Empresarios, Javier Regalado, "las relaciones con Portugal se están intensificando". La evolución del comercio entre ambos países así lo demuestra: ha ido en progresivo aumento desde hace cinco años, pasando de los 261 millones de euros de valor de las transacciones comerciales entre Huelva y Portugal en 2003 a los 469,7 millones el pasado año. Una cifra que tiene su parte menos positiva: la balanza comercial de Huelva-Portugal es negativa para la provincia onubense, con una tasa de cobertura de sólo el 73,12% para Huelva (198,4 millones de exportaciones frente a 271,3 de importaciones) y ello a pesar de que a finales de la pasada década la balanza se inclinaba con diferencia hacia la parte onubense. También contrasta esta cifra con la balanza comercial España-Portugal, con una tasa de cobertura del 179,52% favorable al Estado español.

Además de las transacciones comerciales, la relación entre ambos países se está plasmando tanto en las inversiones de empresas españolas en Portugal como en la realización de proyectos conjuntos. En el primero de estos aspectos, más allá de un sector como la construcción que ha buscado nuevos mercados en otros países, los empresarios onubenses se están planteando introducirse en el sector agrícola luso, aprovechando las oportunidades de riego que ofrece la presa de Alqueva. En cuanto al segundo, destaca la cooperación en turismo, con la intención de aprovechar el potencial turístico del Algarve, especialmente centralizado en el golf.

Aunque para aprovechar totalmente el potencial turístico, recuerda Regalado, aún falta una infraestructura internacional de importancia: la conexión por alta velocidad entre Sevilla-Huelva-Faro-Evora. Esta conexión, planteada en la cumbre hispano-lusa de Figueira da Foz, sería la continuación de la línea de AVE prevista para Huelva. Aunque en un principio se plantearon cuatro conexiones entre España y Portugal, la última cumbre hispano-lusa sólo ratificó su compromiso público para desarrollar dos líneas de alta velocidad: Lisboa-Madrid y Oporto-Vigo, mientras que la línea onubense quedaba de nuevo fuera de la declaración oficial. De hecho, el Gobierno portugués ya hace años da a esta línea la calificación de 'en estudio' y a finales del pasado año fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores alertaban de que la próxima escasez de fondos europeos comprometía el proyecto.

Sí se está ejecutando otra conexión importante, en este caso eléctrica: la línea que unirá Guillena (Sevilla) con la frontera portuguesa, una de las líneas de conexión que servirán para el trasvase de energía entre ambos países dentro del Mercado Ibérico de Electricidad (Mibel). En un primer tramo, la línea eléctrica está siendo construida entre las subestaciones de Guillena y Puebla de Guzmán con cargo a los promotores de los parques eólicos del Andévalo y está prevista su finalización este mismo año. Esta línea eléctrica aérea a 220 kilovoltios servirá en primer lugar para evacuar la energía que generen los parques eólicos, pero en un futuro (se estima que en 2011) operará a 400 kilovoltios y será cedida a Red Eléctrica de España para conectarla con la frontera portuguesa. Entonces se convertirá en una de las conexiones más potentes con Portugal, país con el que ya hay ocho líneas para los intercambios internacionales (favorables a España como exportadora de energía).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios