El Infanta Elena dona equipamiento electromédico a centros sanitarios de Perú y Argelia

  • Esta iniciativa permite que equipos electromédicos en buen estado, que han sido sustituidos por otros con mayores prestaciones en el centro onubense, puedan ser reutilizados en estos países.

Numerosos equipos electromédicos, así como otros materiales clínicos y piezas de mobiliario necesarios en instalaciones sanitarias conforman la partida de ayuda que el Hospital Infanta Elena de Huelva ha donado para su aprovechamiento en hospitales y centros de salud de localidades de Perú y de los campamentos saharauis de Tindouf.

Según informó el centro hospitalario en un comunicado, se trata de una iniciativa solidaria, realizada a través del Fondo de Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que permite que equipos electromédicos en buen estado que ya no se utilizan en el centro onubense tras haber sido sustituidos por otros con mayores prestaciones, puedan continuar su vida útil y ser reutilizados en estos países que presentan importantes carencias en la cobertura sanitaria de toda su población. 

Gracias a esta donación, los hospitales de Cotowincho y Cusipata, cercanos a Cuzco, y el Hospital de Zalpallal, en el norte de Lima, así como la Maternidad de Tindouf, recibirán incubadoras y cunas térmicas para recién nacidos, negatoscopios para observar las radiografías, camas, tococardiógrafos, pulsiómetros, electromiógrafos, electrobisturís, monitores fetales y retinógrafos, entre otros equipos.

Se trata de un importante dispositivo que se encuentra en perfecto funcionamiento y que mejorará sustancialmente los recursos sanitarios de ambas zonas, en muchos casos precarios o inexistentes, favoreciendo la atención sanitaria que recibe su población. Este equipamiento ha sido cedido, entre otros, a la Asociación Madre Coraje y a la Fundación Promi a través del Fondo de Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria del SAS. 

Este organismo actúa como coordinador de la ayuda, orientando su distribución equitativa y potenciando el mejor aprovechamiento de los recursos, además de fomentar su recuperación y su reutilización con un fin claramente social. De esta manera, aquellas organizaciones sin ánimo de lucro que trabajan en países del Tercer Mundo pueden dirigirse a esta entidad para solicitar la cesión de equipamiento clínico y convencional que pueda volver a ser utilizado en otros ámbitos y países.

Como consecuencia de esta iniciativa, que viene a sumarse a la ya realizada durante el año 2007 por el Infanta Elena para hospitales de Camerún y Marruecos, los centros sanitarios de las zonas más desfavorecidas de Perú y Argelia podrán contar con esfignomanómetros de mercurio para tomar la tensión, electrocardiógrafos que permitirán estudiar las patologías del corazón y monitores multiparamétricos que ayudarán a los facultativos a decidir un diagnóstico. 

Para el Hospital Infanta Elena, este proyecto solidario le permite tanto contribuir a mejorar los niveles de salud de la población a la que va destinada como reordenar su propio espacio para la mejor atención a sus pacientes, ya que favorece la instalación de nuevos equipos más modernos y con mayores prestaciones y reduce el volumen de los residuos y la gestión de los mismos de forma respetuosa para el medio ambiente.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios