Salud

El Infanta Elena implanta un sistema de dispensación automatizada de medicamentos

  • El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, ha comprobado hoy el funcionamiento de los nuevos dispositivos que integran este programa y que permitirá aumentar la seguridad del paciente.

Comentarios 3

Los pacientes ingresados en el hospital Infanta Elena de Huelva se benefician ya de un sistema de dispensación automatizada de medicamentos por unidosis que, entre otras ventajas, aporta más control sobre los fármacos y un aumento de la seguridad del paciente.

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, acompañado por la consejera de Salud, María Jesús Montero, ha comprobado hoy el funcionamiento de los nuevos dispositivos que integran este programa, una experiencia piloto que convertirá al hospital onubense "en el primero de Andalucía con un proyecto global de unidosis automatizada".

En la actualidad se ha ultimado la primera fase de implantación de este sistema, con su incorporación a las unidades de Urología, Cuidados Intensivos, Pediatría y Urgencias, y se extenderá de forma progresiva a todas las áreas del centro.

Una de las ventajas principales de este nuevo programa, que cuenta con un presupuesto superior a los 600.000 euros, es que la dispensación de un fármaco a un paciente se encuentra extremadamente controlada, desde le principio del proceso hasta la administración final, lo que es posible gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías a la prescripción y dispensación de los medicamentos.

Según ha explicado Montero, este sistema, además de seguridad a la hora de minimizar errores en la prescripción, proporciona una "valiosa" información sobre la interacción de diferentes medicamentos entre sí logrando con ello nuevas aplicaciones, al tiempo que redunda en el trabajo de enfermeros y personal de farmacia.

El proceso de prescripción asistida por ordenador y de dispensación por unidosis favorece, asimismo, la comunicación permanente entre los profesionales que forman parte del proceso, como los facultativos, el personal de enfermería y el farmacéutico, posibilitando el control de todos los aspectos relacionados con los medicamentos.

El circuito de distribución se inicia con la introducción de la prescripción médica, es decir, el tratamiento decidido por el facultativo, en una red telemática tutorizada por el servicio de Farmacia.

Tras el análisis preceptivo del farmacéutico, que vigila las posibles interacciones del medicamento, la exactitud de las pautas de dosificación y las posibles contraindicaciones, se produce la validación y es cuando el sistema permite el acceso de forma exclusiva a dicha medicación, que será dispensada al paciente.

Chaves ha indicado que la puesta en marcha de este programa refleja "la importante apuesta por la modernización de la asistencia sanitaria dotándola de los avances tecnológicos más avanzados con el objeto de convertir al ciudadano en el centro del sistema sanitario andaluz".

La intención de la Junta de Andalucía, según ha precisado su presidente, es extender este programa, enmarcado en el Plan de Seguridad del Paciente desarrollado por la administración autonómica, al resto de hospitales de la comunidad autónoma.

Chaves y la consejera de Salud se han desplazado también a la nueva sala de Observación del hospital, incluida dentro del servicio de Urgencias, que está siendo objeto de un completo proceso de reforma y ampliación que está apunto de concluir.

Las nuevas instalaciones, que han supuesto una inversión de unos 2,5 millones de euros, contarán también con un área de Radiología exclusiva para Urgencias, nuevas salas de Evolución de Procesos no Graves, una nueva área de resucitación cardiopulmonar, nuevas consultas generales y de Pediatría, y permitirá doblar el espacio destinado a áreas de espera para familiares y pacientes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios