Ilusión y fantasía, entre murales

  • Una treintena de niños onubenses disfrutaron ayer de un taller de pintura en 'Puerta del Atlántico'l fomento de la cultura El taller infantil pretende incidir en las actitudes artísticas y culturales de los más pequeños, desarrollando su imaginación y potenciando sus capacidades.

El Cnetro de Interpretación Puerta del Atlántico, de la capital onubense, se convirtió ayer en una guardería improvisada al congregar a una treintena de niños de entre 3 y 8 años de edad que, acompañados de sus padres, estaban expectantes ante lo que se avecinaba: un taller de pintura.

Los nervios del principio se disiparon en cuanto conocieron a las monitoras, Juana Martín y Rocío Martín, creadoras de una atmósfera especial, llena de magia y fantasía, que lo inundaba todo de ilusión.

Así, las monitoras idearon, dentro de la Sala del Legado inglés del edificio, un mundo mágico, en el que poder disfrutar, no sólo con la pintura, sino también con el juego y el movimiento. Se trataba de disfrutar y aprender al mismo tiempo.

En las paredes había una serie de murales, que en blanco sólo dejaban resaltar el contorno de unos dibujos previamente elaborados. Alrededor había una mesa llena de pinturas y pinceles.

Las monitoras lo tenían bien claro, había que fomentar la imaginación de los presentes y llamar su atención, por lo que les propusieron que, en un atisbo de fantasía, imaginasen que se encontraban en una isla desierta de la que sólo se podía escapar para, "ir al servicio". Para lavarse las manos, incluso, se habían instalado una serie de barreños con agua, al lado de papel secante, dispuesto para los niños.

La monitora dividió a los alumnos en dos grupos claramente diferenciados, entre los menores de tres años y los mayores de cinco, surgiendo, desde el principio, las primeras pinceladas de color espontáneo, en unos caballetes dispuestos a sufrir una gran variedad de cambios. Fue un día que los infantes recordarán con ilusión y cariño.

La iniciativa, una de las muchas que se están desarrollando en verano para los más pequeños, respondió a la demanda de algunos padres, que se ven saturados de trabajo e incapaces de llenar el espacio que dejan libre las aulas.

Juana Martín, la dinamizadora de Puerta del Atlántico, reconoció durante el acto que los niños se lo pasan muy bien porque, "disfrutan manchándose sin que nadie les diga nada"

El próximo día 25 de agosto se cerrará este ciclo de actividades de ocio, con la puesta en marcha de un taller de zumos, en el que se intentará que los más jóvenes de la casa se lo pasen lo mejor posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios