El IV Centenario concluye con una procesión cívica

  • La primera gran expresión festiva por lo Colombino tiene lugar hace ahora 125 años

Los actos del IV Centenario concluyeron hace ahora 125 años en la jornada del 12 de octubre. Un programa que se inicia el 3 de agosto, aunque lo más importante se deja para la conmemoración del día en el que las Carabelas llegaron al Nuevo Mundo.

Una jornada que cuenta con la presencia de la reina María Cristina y sus hijos, que llegan en la mañana del día 11. Después de la visita a la parroquia de la Concepción y posterior recepción oficial en la Diputación Provincial, todo el cortejo real se dirigió a la Plaza de la Merced para presenciar el desfile de la procesión cívica. Una apertura con la Guardia Civil a caballo, heraldos anunciadores que abrían paso a las artísticas carrozas con las diferentes alegorías de las actividades económicas de la provincia, la minerología, la agricultura, la viticultura o la pesca. Le seguían las autoridades locales y de la provincia, así como de los ayuntamientos de Madrid y Génova; presidiendo el gobernador civil y detrás una columna de honor. Para esta procesión cívica se organizó una gran tribuna delante de la fachada del antiguo convento de la Merced, donde se encontraba la Diputación Provincial, elevada sobre varias escalinatas. Una primera jornada bastante intensa que concluye por la tarde en el Hotel Colón, donde clausura el Congreso Americanista.

El día 12 de octubre la comitiva real se traslada hasta el monasterio de La Rábida, donde tiene lugar un te deum actuando de pontifical el arzobispo de Sevilla y los obispos de Lugo y Badajoz. Se inauguró el obelisco en homenaje a Colón y en la sala capitular del monasterio la reina firmó varios decretos, entre ellos el que proclama la fiesta nacional. La comitiva real se trasladó luego a Palos de la Frontera y Moguer, de ahí a Huelva, desde donde marcharon al día siguiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios