Huelva

IU y Podemos, a la espera de que se fije el método para elaborar una candidatura

  • Sánchez Rufo se muestra partidario de unas primarias conjuntas abiertas, mientras que desde la formación morada no se pronuncian

Pedro Jiménez y Mónica Rossi conversan con Jesús Amador antes del inicio de un Pleno. Pedro Jiménez y Mónica Rossi conversan con Jesús Amador antes del inicio de un Pleno.

Pedro Jiménez y Mónica Rossi conversan con Jesús Amador antes del inicio de un Pleno. / alberto domínguez

Aún son muchas las incógnitas y los propios implicados no saben cómo se conformará una candidatura conjunta para las municipales. Y es que en la capital onubense tanto IU como Podemos esperan a que culmine el proceso de diálogo abierto a nivel andaluz, en el que se cerrarán los métodos. Para ello, será esencial conocer el acuerdo marco (negociado en el ámbito estatal) con el que Podemos, IU, Equo y otras fuerzas concurrirán de manera conjunta a las elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019. Parece que se conocerá mañana.

A un año de las municipales, la apuesta de IU en Huelva son las primarias conjuntas abiertas. Así lo señala el coordinador provincial, Rafael Sánchez Rufo, aunque advierte de que, en el ámbito interno de sus afiliados y de sus simpatizantes, la formación establecerá quiénes son las personas que deberían integrar la candidatura y ya después, con el método que se termine de acordar con el resto de formaciones, "iremos en defensa de esos compañeros para que estén en la candidatura".

La intención de la formación es que en el mes de junio esté todo resuelto para que a la vuelta de las vacaciones estén nombrados los candidatos y se trabaje ya en clave de precampaña.

La coordinadora del partido a nivel local y concejala en el Ayuntamiento de Huelva, Mónica Rossi, aún no ha tomado una decisión, por lo que a día de hoy es una incógnita si dará un paso al frente. Dice que se lo tiene que pensar, recuerda que será una decisión que se tendrá que ratificar en asamblea y que, en todo caso, dependerá de lo que decida el presidente del grupo municipal en el Ayuntamiento, Pedro Jiménez, que es portavoz desde 2007 y ha sido tres veces candidato a la Alcaldía (en 2007, en 2011 y en 2015). El plazo que se ha dado Jiménez para hacer pública su decisión culminará a principios de junio. Previamente lo hablará con su organización y no será hasta el mes que viene cuando diga públicamente si quiere ser de nuevo alcaldable por IU.

Sobre los postulantes, Sánchez Rufo se muestra convencido de que en la capital "hay muchos compañeros con capacidad para ejercer esa responsabilidad", por lo que se limita a señalar que esto "forma parte de un proceso interno que tenemos que darnos y es prematuro pronunciarse sobre uno u otro candidato".

Por parte de Podemos, el actual portavoz de Participa en el Ayuntamiento y uno de los aspirantes a la secretaría general del partido (ahora se desarrolla la recogida de avales y el día 1 de junio serán las votaciones), no se decanta por una fórmula concreta para una candidatura de confluencia, aunque sí tiene claro que deberá usarse "el mejor método para que se incorpore un bloque del cambio amplio y fuerte".

"No sé si unas primarias abiertas o si unas primarias por cada grupo, porque en cada municipio la situación es diferente. Lo más lógico es que se establezcan unas líneas generales desde Andalucía pero que después en cada municipio se vea. ¿Cómo será el espacio, estará programado por un porcentaje? Pues aún no lo sabemos", señala.

Podemos, a través de su partido instrumental (Participa) obtuvo un edil en los comicios de 2015, mientras que IU revalidó sus tres. Al ir unidos en una misma candidatura, Sánchez Rufo considera que marcarse un objetivo de máximos no tiene sentido: "Nada de conformarnos con cuatro concejales. Hay que ser capaces de montar un proyecto que ilusione, que sea creíble, que dé garantías de solvencia y a partir de ahí ver a dónde llegamos. Desde luego nosotros salimos a ganar y no con el reto de mantener un resultado que no posibilite un cambio político en esta ciudad, cuya deriva es una línea de continuismo con la política de Perico". A su juicio, el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, "tiene el complejo de Perico y no el de Edipo". Y frente a ello, IU quiere ser "ambicioso" y tener la suficiente fuerza para lograr un cambio político real.

Amador asegura que, en el caso de repetir como alcaldable por su partido, no teme perder liderazgo en la confluencia. "Si se ve que lo mejor es que la candidatura empiece por IU no tengo ningún problema. No es una cuestión de tener el número uno. Hay que buscar lo que mejor sea porque la intención del bloque del cambio es ganar", manifiesta. De momento destaca que las líneas políticas, que a su juicio es lo verdaderamente importante, de IU y de Podemos en el Ayuntamiento capitalino "coinciden al 95%".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios