Huelva queda en un segundo plano en la red de transporte de Europa

  • La propuesta aprobada ayer por la Comisión Europea deja la provincia, su Puerto y el AVE en segunda línea pese a su posición transfronteriza · Los esfuerzos financieros se centrarán en los corredores aprobados.

Comentarios 32

Huelva se queda finalmente en un segundo plano de la Red Transeuropea de Transporte, la malla de infraestructuras viarias, ferroviarias, de puertos y aeropuertos planificada por la Unión Europea que se constituirá en el "sistema circulatorio de la economía del mercado único", aseveraba ayer la propia Comisión. Un mallado articulado en España en torno a cinco corredores, que ayer quedaban incluidos en la nueva red con un protagonista indiscutible: el ferrocarril.

Hasta la provincia se acercan dos de esos corredores: el Mediterráneo y el Central. Según los mapas repartidos ayer por el Ministerio de Fomento y los recogidos por la Comisión Europea, ambos llegan a Sevilla, donde se acaba la denominada red básica del corredor, en la que se integran las infraestructuras que serán objetivo prioritario en los próximos años en los presupuestos españoles y europeos. A esa red básica se destinarían la mayor parte de los millones que lleguen de Europa para la nueva política de transportes; la Unión Europea prevé financiar parte de las actuaciones con 31.700 millones de euros; para lograr ayuda comunitaria, los gobiernos deben comprometerse a finalizar las infraestructuras para el año 2030 y España las promete para 2020. La UE pone sobre la mesa otro sistema para complementar la financiación: los bonos para la financiación de proyectos.

Huelva y su AVE o la conexión ferroviaria de su puerto quedan fuera de esa red básica a pesar de su carácter transfronterizo -un objetivo principal de esta nueva red es mejorar la conectividad entre países-. Los mapas elaborados por el Gobierno central y aprobados por la Comisión sí incluyen a Huelva, pero en la red global de líneas nacionales y regionales, que también forma parte de la política de la red europea de transportes, pero que queda para la gestión de España "con alguna financiación al amparo de la política de transportes y, por supuesto, de la regional".

Además, los plazos de ejecución de las infraestructuras son distintos. En el caso de las incluidas en la denominada red global, su desarrollo se retrasa al año 2050, fecha para la que ciudadanos y empresas de la mayor parte de la UE necesitarán menos de media hora de viaje para acceder a la red capilar. Pero en esta ocasión, es un objetivo, mientras que en el caso de 2030 se trata de un condicionante jurídico para conseguir fondos europeos. No obstante, Fomento salía ayer al paso de posibles suspicacias, aseverando en su comunicado que Huelva y Cádiz estarán próximamente conectadas a Sevilla mediante alta velocidad, "continuando hasta la frontera portuguesa".

Así se dibuja en el mapa ferroviario: una línea de ferrocarril (aunque no se especifica que de alta velocidad) con continuidad en el Algarve. La línea de alta velocidad Sevilla-Huelva-Faro sí estaba incluida entre las prioridades europeas de transporte en la red anterior, conectando posteriormente desde Faro a Lisboa. El proyecto, que surgió durante el Gobierno del PP, se fue diluyendo en el tiempo y la llegada de la crisis económica terminó por aparcarlo definitivamente. Ahora se incluye la conexión ferroviaria con Portugal dentro de la red global, en el segundo nivel de la red de transporte. Y, aunque podría recibir financiación europea, no aparece en el primer listado de prioridades presentado por España ante la UE para lograr fondos; se incluye la conexión con Sines y Lisboa, dentro del Corredor Atlántico.

¿Por qué queda Huelva fuera? Las redes se han configurado siguiendo unos criterios marcados por Europa, como la población (se han tenido en cuenta áreas urbanas de más de un millón de habitantes) o el peso de su puerto (que debe ostentar más del 1% del tráfico portuario europeo). Huelva queda así fuera, a pesar de que es el segundo puerto de Andalucía por tráfico detrás de Algeciras y a gran distancia de los siguientes.

La red transeuropea está fundamentalmente orientada al transporte de mercancías, que se prevé que se incremente en un 80% para 2050 (el de pasajeros crecerá en un 50% en el mismo periodo). "El crecimiento necesita comercio y el comercio necesita transporte. Las zonas de Europa mal conectadas no van a prosperar", asegura la memoria de la Comisión Europea sobre el nuevo proyecto. A este mismo hecho han aludido los empresarios onubenses al reivindicar la inclusión de Huelva y el Puerto en uno de los dos corredores que llegaban hasta la provincia.

La presidenta del Puerto de Huelva, Manuela de Paz, defendía el pasado martes que Huelva quedaba bien posicionada por su conexión por carretera con los dos corredores centrales, a la espera además de la construcción del AVE, que liberaría la línea de mercancías. Y otra necesidad más: la conexión ferroviaria con Extremadura, que con el nuevo corredor Atlántico-Mediterráneo se abre aún más al Puerto de Sines, en Portugal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios