Huelva registra sólo 24 delitos de tráfico en el rodaje de la reforma

  • Los casos denunciados son por alcoholemia y conducción temeraria · La fiscal delegada de Seguridad Vial afirma que se ha detectado una reducción de la ingesta de alcohol

La reforma del Código Penal en el apartado de los delitos contra la seguridad vial, en el rodaje tras su entrada en vigor (a comienzos de este mismo mes), ha tenido ya un primer efecto en la provincia de Huelva según los casos que se han registrado hasta el momento: a la hora de ponerse al volante, los onubenses (siempre en términos generales) han reducido la ingesta de alcohol.

En los quince primeros días de aplicación tras las modificaciones introducidas en la norma, en territorio onubense sólo se han registrado 24 casos (22 de alcoholemias y los dos restantes de conducción temeraria), cifra que, según la fiscal delegada de Seguridad Vial en Huelva, Jezabel Gutiérrez, es aproximadamente la misma que en periodos similares y, por tanto, la singularidad no llega del número de delitos sino de los efectos que la reforma ha tenido en los conductores al combinar alcohol y conducción ya que las tasas de alcohol están siendo ahora más bajas.

Lejos de lo que la idea que existe entre el grueso de los ciudadanos, la reforma no se ha llevado a cabo con el objetivo de agravar las penas, salvo en el caso de los conductores suicidas, sino que, según Gutiérrez, se han hecho reajustes en la redacción con los que se persigue concienciar a la población de que "al volante se puede poner en peligro la vida de la gente y de que eso es un delito", punto en el que subraya el dato más estremecedor de las 4.000 muertes que se producen al año en las carreteras. "Lo que se ha pretendido es que se tomen las uvas la mayor gente posible", remarca precisamente en la segunda operación salida de la Navidad.

La segunda novedad del texto es la obligatoriedad de los servicios en beneficio de la comunidad (que hasta la reforma tenían un carácter opcional) para los infractores y, de hecho, en las sentencias que se han dictado tras la reforma ya aparecen en todos los fallos judiciales (entre 20 y 60 días e incluso se ha llegado a decretar 80 días de trabajos en la comunidad), además de ocho meses de retirada del carné y cuatro meses de multa (en torno a unos 720 euros) como generalidad en los casos de conformidad en las sentencias.

En el caso de Huelva, la fiscal especializada en Seguridad Vial, prevé que la reforma del Código Penal en la materia no tendrá excesiva repercusión porque si algo ha venido caracterizando a la Audiencia onubense en este tema es su rigor y "concienciación". "En Huelva, la Audiencia siempre ha estado muy concienciada con este tipo de delitos y ha venido condenándolos, a lo que hay que añadir el buen y completo trabajo que desarrolla el departamento de Tráfico de la Guardia Civil".

Para la aplicación de la norma quedan sin embargo, algunos hilos pendientes. La obligatoriedad de que los infractores realicen trabajo para la comunidad hace necesario que se aumenten los convenios con los ayuntamientos ya que aunque existen acuerdos y se están desarrollando, van a resultar "insuficientes" porque, prevé Gutiérrez, "se va dar un salto".

Además, se tiene que perfilar el organigrama administrativo para realizar el seguimiento y control de las condenas que impongan los juzgados, ya que se necesita personal que precisamente se encargue de este seguimiento.

Los casos más graves en el último año en materia de tráfico, antes de la reforma, son los del accidente se seguidores del Recreativo y los de dos conductores kamikazes a comienzos del otoño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios