proyecto

Huelva cuenta con 3.000 personas en tratamiento por adicciones

  • Nace el II Plan Municipal de Drogodependencia que trabajará en la atención de los afectados, la prevención y la incorporación social

  • El proyecto tendrá presupuesto propio este mismo año

Un grupo de jóvenes en pleno botellón en la calle. Un grupo de jóvenes en pleno botellón en la calle.

Un grupo de jóvenes en pleno botellón en la calle. / migue fernández

Han tenido que pasar 22 años para que Huelva vuelva a contar con un Plan Municipal de Adicciones. Un proyecto que volvió a ver la luz tras su aprobación por unanimidad en el último Pleno del Consistorio capitalino y que ayer, la concejala de Políticas Sociales e Igualdad en el Ayuntamiento, Alicia Narciso, presentó y puso sobre la mesa los objetivos próximos, así como las líneas de trabajo a seguir. Es el segundo plan de estas características que se establece en la capital y por eso "tiene una repercusión mediática y social muy importante". Un plan en el que estarán implicados hasta 30 colectivos que tratan a alrededor de 3.000 personas en la capital. Una cifra de los habitantes que han asumido su problema pero que, como señaló la concejala, será mayor porque muchas veces no se pone la etiqueta de adicción. Por ejemplo, el consumo del hachís y la marihuana está "socialmente muy aceptado" por lo que tampoco "se relaciona la problemática social con esto". O también, recalcó, que las cifras de absentismo escolar están relacionadas muchas veces con las adicciones.

Al alcoholismo, la drogadicción, la ludopatía, entre otras cuestiones, se suman las nuevas tecnologías. Es el caso del abusivo consumo del móvil, con el que muchos padres no saben cómo reaccionar ante la actitud de sus hijos que termina por provocar altas facturas telefónicas. No sólo el móvil puede acarrear una adicción, sino también las redes sociales además de los juegos de azar a través de internet.

30Colectivos. Hasta tres decenas de asociaciones y federaciones estarán implicadas

El nuevo año será el punto de partida para este plan municipal que discurrirá hasta 2022 y que tendrá una lista de actuaciones de manera anual y un presupuesto propio una vez que se aprueben las cuentas municipales de 2018. Un proyecto que Narciso presentó como necesario a causa de su preocupación por dos datos estadísticos actuales, tanto a nivel territorial como andaluz y nacional. "Cada vez hay un mayor número de jóvenes que empiezan a consumir en el tema de las drogadicciones" y por otro lado, existen "nuevas tipologías de adicciones". Una de las causas principales de volver a relanzar este marco de prevención y actuación por parte del Ayuntamiento es la evolución, ya que después de más de 20 años "el diagnóstico y el contexto social de la ciudad es totalmente diferente".

El perfil del adicto de la actualidad es "muy heterogéneo", aunque quizá lo que más llama la atención del perfil psicosocial es la edad, porque cada vez son más jóvenes. Otro dato que resalta son las mujeres, porque "cada vez hay más".

Desde junio de 2016 comenzó a trabajar una comisión municipal de drogadicciones en la que están integradas todas las entidades que trabajan en el tema de las adicciones y que "llevaban 15 años sin reunirse". Una comisión que se ha tenido que estructurar, ya que en 15 años se han creado algunas asociaciones y otras han desaparecido. La comisión está dividida en tres grupos de trabajo que abarcan los diferentes aspectos en los que actuar. Así, Narciso detalló que existe un área de prevención; un área que se encarga de la colaboración, la atención e incorporación social; y el área que trata la información, la formación y la investigación. La identidad de estos tres grupos de acción no es casual. De esta forma, el Plan Municipal de Adicciones "beberá del plan andaluz", y que está ligada a su vez del plan nacional. Una fórmula para poder acceder a subvenciones en materia europea, andaluza y nacional. Una metodología de trabajo que se basará en la coordinación de los 30 colectivos implicados. La concejala de Políticas Sociales e Igualdad apuntó que la comisión se marca dos objetivos de trabajo. Uno de ellos es que tenga presupuesto propio, una vez que se aprueben las cuentas municipales de este año, porque "evidentemente un plan de intervención comunitaria sin presupuesto no sirve para nada", por lo que habrá una partida específica para este plan municipal. El segundo objetivo es "trabajar anualmente las acciones de trabajo de todas las entidades, tanto las que firman convenios nominativos con la Concejalía, como aquellas que se unen". El trabajo será anual porque "estamos manejando datos en materia de adicciones que están cambiando continuamente", como el repunte del consumo de la heroína, señaló Alicia Narciso. Así, los datos que se manejan a nivel nacional desde el mes de octubre del pasado año es que el 3% de las personas que caen en la adicción empieza con la heroína. En esta línea la comisión municipal se reunirá en este mes de enero para "organizar la programación de acciones de intervención comunitaria anualmente".

El documento de trabajo de la comisión y las líneas de actuaciones estará disponible en la web municipal y en los boletines sociales que edita la Concejalía de Políticas Sociales e Igualdad. El proyecto es "una herramienta de trabajo fundamental porque sin plan no hay diagnóstico de la realidad, ni presupuesto, ni intervenciones".

Entre algunos de los colectivos implicados que estarán presentes en la próxima convocatoria de la Comisión Municipal hay técnicos de las diferentes concejalías municipales, las delegaciones provinciales de Educación e Igualdad y Políticas Sociales de la Junta, Servicios de Drogadicciones y Adicciones y Unidad de Prevención Social de la Diputación, Cruz Roja, Proyecto Hombre, la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados Onubenses (ARO), la Asociación Onubense de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Aonujer), la Asociación para la Prevención y Rehabilitación de Jugadores de Azar (Apreja), la Federación Española de Bebidas Espirituosas: Fundación Alcohol y Sociedad, la Asociación Arrabales, la Asociación Estuario y la Federación Onubense de Empresarios (FOE).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios