Huelva cumple en La Cinta con el tradicional Voto Colombino

  • La Real Sociedad Colombina conmemora el 515 aniversario del cumplimiento de la promesa que Colón realizó en el viaje de regreso del descubrimiento de América

Un año más Huelva fue fiel a su tradición y rememoró el Voto Colombino. La ceremonia, el acto más importante del programa de carácter histórico que desarrolla la Real Sociedad Colombina Onubense, tuvo como escenario el Santuario de Nuestra Señora de la Cinta. Se celebraba en esta ocasión el 515 aniversario del cumplimiento del Voto Colombino, un acto cargado de simbolismo, donde se revivió uno de los capítulos más significativos de la gesta colombina, cuando Cristóbal Colón acudió a la ermita de la Cinta a cumplir la promesa que hiciera, junto con la tripulación de la carabela La Niña, en su viaje de regreso del descubrimiento de América.

Fue durante la noche del 2 al 3 de marzo de 1.493. Los marinos fueron sorprendidos por una gran tormenta que amenazaba con hundir la nave cerca de Lisboa, entonces Cristóbal Colón se encomendó a la Virgen de la Cinta e imploró su protección. Una vez llegaron a Huelva, el almirante se dirigió al Santuario de la Patrona de Huelva donde encendió un cirio en cumplimiento de la promesa realizada.

La ceremonia de rememoración del Voto Colombino contó, por segundo año, con la presencia del almirante de la flota, Fernando Armada Vadillo, al que la Real Sociedad Colombina Onubense le rindió ayer un homenaje "de amistad y agradecimiento" por su colaboración y entrega a la asociación.

La misa estuvo oficiada por el prior de La Rábida, fray Francisco García Rodríguez, y contó con la intervención del Coro Andariego. En el ofertorio tuvo lugar el acto de rememoración del Voto Colombino. Acompañado por un intenso repique de campanas, hizo su entrada en el templo el estandarte centenario de la Real Sociedad Colombina, precedido por el presidente de la Sociedad Colombina, José María Segovia; el almirante de la flota y el hermano mayor de la Hermandad de la Cinta, Manuel Romeu, así como por una representación de la junta directiva de la Sociedad Colombina.

Ya en el presbiterio, junto al estandarte centenario de la Sociedad Colombina, Armada Vadillo emuló el gesto de Colón y, tal como hiciera éste hace 515 años, encendió el cirio votivo en cumplimiento de la promesa realizada. El almirante de la flota recordó el episodio histórico donde Cristóbal Colón realizó su promesa, fue "en uno de los momentos de mayor peligro, con la mar embravecida". Indicó que ya en tierra, "fue descalzo hasta la ermita y encendió el cirio votivo". Ayer, en nombre de los marineros de Huelva y de los tripulantes de las carabelas, Armada Vadillo revivió la escena y deseó que "esta llama sea siempre faro de amor a María Santísima".

El presidente de la Real Sociedad Colombina apuntó que Colón cumplió con su promesa en los últimos días del mes de marzo, "se inclinó ante este muro", e indicó que aquel día la Virgen de la Cinta pasó a ser testigo de como "la fe del viejo y del nuevo mundo se enlazaba".

El prior de La Rábida comentó que "el mensajero, el descubridor tiene que llegar a su destino y no es menos importante que Huelva dé fe de que se han cumplido los objetivos". García señaló que Colón "cumplió su promesa y hoy lo rememoramos".

Por su parte, el hermano mayor de la Hermandad de la Cinta quiso mostrar, "en estos momentos de devoción mariana", su agradecimiento a la Real Sociedad Colombina por rememorar este hecho de la historia marinera, que consagra al santuario de La Cinta "como camino de peregrinaje". Asimismo, Romeu deseó que "cada año la rememoración del Voto Colombino sea símbolo de paz y bien".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios