Huelva tendrá en dos años el primer Centro Innovador de Producción Agrícola

  • Servirá de planta piloto para que las empresas 'experimenten' nuevas fórmulas de tratamiento y comercialización · La ubicación "más idónea", el Parque Tecnológico de Aljaraque

Comentarios 3

La crisis aprieta y la competencia al sector agroalimentario de la provincia emerge desde los lugares más lejanos. La solución pasa por la renovación y por la creación de nuevos productos que sean capaces de entrar en un nuevo mercado, además de accesibles para todo tipo de bolsillos y que se extiendan sin límites de fronteras. Una combinación a la que en poco más de un año se le habrá dado nombre: Centro Innovador de Producción Agrícola, una planta en la que se manipulará fruta (se limita a este tipo de productos) para sacarla al mercado en forma de zumo, conservas, o cualquier otra modalidad que sea capaz de dar al sector el protagonismo que parece que va perdiendo en los últimos años.

Es el proyecto estrella al que se está dando forma en la Cámara de Comercio de Huelva, que no pretende otra cosa que convertirlo en una planta piloto, donde los empresarios del sector puedan experimentar nuevas formas de sacar el producto al mercado. "Se harán los trabajos a medida, con el objetivo de que la empresa que contrate los servicios pueda experimentar con una primera tirada cómo funciona el producto en el mercado", explica Arsenio Martínez, director general de la Cámara de Comercio de Huelva. Se impulsa así la innovación del sector a bajo coste, ya que las empresas sólo tendrán que abonar el coste de producción y olvidarse de la inversión que una planta de estas características conlleva. Concretamente, alrededor del millón y medio de euros.

El proyecto del nuevo centro nace ante la necesidad del sector agrícola de superar los límites que la comercialización de productos frescos impone. El primero, el que llega de la mano del limitado espacio de tiempo en el que se puede vender el producto (por su carácter perecedero). Y, segundo, por el acotamiento espacial (no se puede transportar más allá de lo que ese espacio de tiempo mantiene la mercancía en perfectas condiciones de calidad) que . "En crisis hay que buscar alternativas y una de las más viables es ésta", explica Martínez.

Inicialmente la idea contemplaba a todo el sector agroalimentario aunque el elevado coste de inversión ha llevado a que se deseche tanto el ámbito pesquero como el cárnico, y se centre exclusivamente en el tratamiento de frutas, fundamentalmente fresas y cítricos.

La maquinaria ya se ha puesto en marcha y desde la Cámara ya se han dado los primeros pasos para hacer realidad el proyecto, que mira al parque Tecnológico de Aljaraque como la mejor ubicación, por sus características y por los beneficios económicos que eso puede suponer (las empresas que se implanten en él contarán con incentivos y subvenciones por el mero hecho de ubicarse en sus terrenos). Incentivos se sumarán a los que la Cámara ya ha conseguido a través de fondos europeos, que alcanzan el millón de euros; los mismos que se destinarán a la compra de maquinaria pesada (con una capacidad de producir 1,5 toneladas diarias), que se lleva la mayor partida de un presupuesto, que al menos se incrementará en medio millón más, que se invertirá en la construcción de la nave, de 300 metros cuadrados de superficie.

Se espera que sea en dos años cuando el Centro alcance su máximo rendimiento. Antes, se espera el visto bueno al informe favorable de previabilidad, que se enviará en octubre a Bruselas (donde se debe aprobar para obtener el millón de euros). Tras ello, se cerraría el proyecto de viabilidad (ya definitivo) y la documentación necesaria (permisos y demás tramitación administrativa) para iniciar la construcción, con lo que -si todo va según lo previsto- a finales del próximo año, las instalaciones podrán estar listas. A partir de ahí, se buscará la rentabilidad de las instalaciones, a las que los empresarios sólo podrán acudir para solicitar una primera tirada de cada producto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios