El Hotel París cierra el 1 de junio

  • El presidente de la Diputación anuncia que el palacete de la Plaza de las Monjas cerrará sus puertas al público el próximo 1 de junio · El edificio, segunda sede de la Cámara provincial, cuesta 3.000 euros al día.

Comentarios 8

Aconseja el dicho no hacer mudanzas en tiempos de tribulación. La ex presidenta de la Diputación Provincial de Huelva y hoy senadora, Petronila Guerrero, desobedeció la sabia máxima en 2008 y alquiló el edificio del Hotel París para convertirlo en segunda sede de la institución provincial por 76.300 euros al mes durante nada menos que siete años. Siete millones de euros del ala incluidas unas obras de rehabilitación integral de 266.000 euros. Demasiado para una fecha en la que arreciaba la crisis y se preparaba ya el recorte de sueldos de los funcionarios y trabajadores públicos, además de otros tijeretazos dolorosos para el común de los vecinos.

La decisión de Petronila Guerrero, amparada en la mayoría absoluta del PSOE en la Diputación, ha hipotecado de tal forma a la entidad supramunicipal que el actual equipo de Gobierno, presidido por Ignacio Caraballo, se ha visto obligado a adelantar la rescisión del contrato del edificio. "Para ahorrar", dice el presidente.

Ignacio Caraballo quiere tenerlo todo listo para abandonar el edificio el 1 de junio de 2012. La propuesta la llevará hoy a la comisión política creada junto al PP e IU para estudiar la rescisión del contrato. Espera que le den el sí quiero para cerrar un capítulo que ha servido a izquierdistas y populares para mantener vivo desde 2007 el estribillo del "despilfarro del PSOE" en estos tiempos de crisis y merma.

El presidente de la Cámara provincial echó ayer sus cuentas. "Nos ahorraremos 536.400 euros correspondientes a los siete meses que restan para acabar 2012 desde el 1 de junio", señaló. Y, a sabiendas de que es más que probable que tenga que pagar una indemnización a los dos propietarios de las caras estancias por la marcha, anunció que ésta supondría otros 252.000 euros. La suma de Caraballo le da un resultado importante: "Tres millones de euros de ahorro hasta el final del contrato" en 2015, remarcó.

El abandono del Hotel París conlleva la reorganización física de varias áreas de la Diputación Provincial, que serán distribuidas por los edificios que tiene la institución supramunipal en la capital.

El presidente dijo que aprovechará el nuevo diseño presentado hace dos meses, al estrenar su mandato, que basaba su acción política en seis diputados territoriales. Con esos cambios, la Diputación ganó espacio. El área de Medio Ambiente se unió a Desarrollo Local. Ambos se ubicarán ahora en el antiguo Hospital Psiquiátrico y dejarán libre las oficinas situadas en la calle Fernando el Católico.

El Patronato de Turismo también se irá de la Plaza de las Monjas y ocupará parte de las oficinas que quedan libres en Fernando el Católico, donde ya estuvo.

El área de Consumo irá a la Gran Vía para ganar accesibilidad ciudadana.

La estrella del cambio es Cultura. Junto a Cooperación y Juventud, se marchará al Estadio Iberoamericano, hasta ahora infrautilizado desde su construcción para los Juegos de 2004 y que sólo daba cobijo al área de Deportes.

Siempre se negaron los trabajadores y sus representantes sindicales a marcharse junto a la calle Honduras. Pero la crisis obra milagros y de paso removerá a varios cientos de funcionarios en los próximos tres meses.

En el Hotel París no quedará ni siquiera la gran sala de exposiciones, ese gran espacio cultural que, según Caraballo, y antes Guerrero, sirvió para "reactivar la cultura de Huelva".

Esa sala expositiva no saldrá del centro de Huelva, pero ahora se ubicará en el salón de la Diputación que albergaba el Registro y varios despachos de quita y pon.

El presidente redescubrió ayer ese hasta ahora pasillo para convertirlo en el referente cultural que Huelva, cree, sigue necesitando. "Estamos obligados a ofrecer cultura", recalcó.

Caraballo apuntó que se reformará el salón de 300 metros cuadrados de la Gran Vía, aunque mientras tanto utilizará las salas disponibles en la capital. Según el presidente de la Diputación, la disposición de la sala ofrece muchos beneficios: se centralizan recursos, tiene una inmejorable situación, accesibilidad, abaratará costes, y potenciará y dará contenido al palacio provincial.

Ignacio Caraballo anunció la rescisión del contrato del Hotel París justo cuando se va a cumplir el tercer año del contrato. El presidente defendió en todo momento la decisión de su predecesora, Petronila Guerrero, de la que no puede abstraerse, entre otras cosas, porque formaba parte de su equipo de gobierno.

Dijo que en este tiempo Huelva ha tenido un gran espacio que ha logrado dinamizar la cultural de la capital y atraer iniciativas, "todo bajo el sello de calidad".

El éxito lo midió en visitantes. Hasta 42.000 personas han pasado por el París para observar y participar en las actividades literarias, pictóricas y musicales que allí se organizaron.

Pero qué ha pasado para que se abandone al tercer año un edificio alquilado para siete. La crisis. "Las circunstancias han cambiado. Hace falta austeridad, pero sin llegar a recortar servicios y personal. No tocar los puestos de trabajo", insistió el presidente, que vinculó este ahorro a la mejora de la atención a los ayuntamientos en estos tiempos de tribulaciones.

Según Caraballo, en 2009, cuando ya había estallado la crisis pero "no pensábamos que duraría tanto", se tomó una decisión consensuada y apoyada por todo el equipo de Gobierno. Pero hoy "apostamos por el ahorro, la austeridad para evitar recortes", recalcó no sin antes reconocer "la magnífica labor" de la presidenta Guerrero, que alquiló el popularmente conocido como Palacete de la Plaza de las Monjas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios