Una Hermandad de medalla

  • La Casa de la Cultura acoge una muestra que "evoca sentimientos", según su comisario Jaime Oliverosl petición Coincidiendo con el 75 aniversario de la imagen del Padre Jesús Nazareno de Bollullos, la Hermandad ha ofrecido al Ayuntamiento igual número de razones por las cuales la entidad religiosa merece la Medalla de Oro.

La Medalla de Oro de la Ciudad es la máxima distinción que otorga el Ayuntamiento de Bollullos hacia aquellas personas, instituciones o entidades que han destacado con honores en distintas parcelas artísticas, humanas o sociales. Coincidiendo con el 75 aniversario de la imagen del Padre Jesús Nazareno de Bollullos, la Hermandad ha ofrecido a la institución municipal igual número de razones por las cuales la entidad religiosa merece este reconocimiento y distinción.

En paralelo y de cara a conmemorar esta efeméride la Casa de la Cultura acoge una exposición que ofrece 32 motivos que justifican por sí sólo esta petición. En la misma se explica como la fe de todo el pueblo fue Injertada (así se titula la muestra) en esta nueva imagen que creara el genio del neobarroco Antonio Castillo Lastrucci en 1937, la cual vendría a reemplazar a la antigua talla de estilo roldanesca que se quemó durante la guerra civil. Precisamente en esta muestra se exponen algunas piezas que sobrevivieron al fuego como parte del primer paso, realizado por el ebanista Manuel Cano, o la túnica que vestía la primigenia imagen.

Jaime Oliveros, comisario de la exposición y director artístico de la cofradía, ha explicado que se ha pretendido realizar una muestra que "evoque sentimientos" más allá de representar una correlación de enseres de la imagen. Fiel a este decálogo se recopilan algunas imágenes de la primera procesión del paso por las calles de Bollullos que han sido rescatadas del archivo fotográfico del palmerino Bellido. Tras el filtro de software informático se ha recuperado la majestuosidad que evocan las instantáneas originales, de modo que a pesar de las huellas que el paso del tiempo delata en los pixel en blanco y negro, estas no empañan la carga etnológica que el documento gráfico representa.

El arte también tiene su espacio en esta muestra no sólo en lo circunscrito a las imágenes barrocas o a las exquisitas piezas de orfebrería que conforman el patrimonio del Cristo. Gracias a ello podemos observar los diferentes lienzos que cuelgan de la galería donde se retrata a su titular y que llevan la rúbrica de alguno de los más afamados pintores onubense. En sintonía con ello se muestran poemas y artículos de escritores como el bollullero Laureano Jiménez o el moguereño Francisco Garfias, este último Premio Nacional de Literatura en 1971.

Otras piezas también permiten ahondar en la historia religiosa del municipio como la imagen del Convento de San Juan de Morañina (antigua Patrona del municipio), bustos de argamasa o tallas de angelitos.

Por otro lado, las instantáneas de nuevo cuño repasan el valor social de la entidad religiosa, como el taller de bordado, el grupo joven o las diferentes actividades que desarrolla la cofradía a lo largo del año o una selección de los mejores cuadros donados por particulares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios