Golpe de timón a La Rábida

  • Miradores a la marisma, la Plaza de los Países Iberoamericanos, sendas peatonales y un edificio-barco relanzarán el paraje para el turismo cultural · El proyecto 'Redescubrir' gana el concurso de ideas de Diputación

Comentarios 8

Icono de la expansión atlántica, Huelva se reivindica como cuna del Descubrimiento con la Rábida buscando su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En paralelo a este proceso se forja la remodelación del paraje para relanzarlo como espacio cultural y atractivo turístico, una operación "extraordinariamente ambiciosa que la Diputación Provincial ha abierto a la participación de la sociedad onubense", señaló ayer la presidenta del Gobierno supramunicipal, Petronila Guerrero, dando cuenta de la resolución del concurso de ideas convocado para rediseñar este emblemático espacio: el proyecto Redescubrir -de los arquitectos onubenses Ignacio Cartés, Juan Carlos Andújar y Rocío Sánchez- ha sido la propuesta ganadora por decisión unánime del jurado entre un total de 19 trabajos que se ajustaron al pliego de condiciones del certamen patrocinado por Cepsa.

Los accésits han recaído sobre los proyectos Cota 22, del sevillano José Luis Bezos Alonso, y El cuaderno de Bitácora, de Cayetano Campero Romero y Pablo Herrera Grau, de Huelva.

El reto no ha sido nada desdeñable: remozar una identidad sin desvirtuarla; un salto definitivo desde aquella primera intervención que se hizo en el quinto centenario del Descubrimiento.

Redescubrir es el embrión de una intervención sujeta a debate y modificaciones, que enfila una etapa de gestación hasta junio de 2011 con un presupuesto de 1,2 millones de euros para la primera fase, con cargo a fondos europeos. El plan de ejecución se supedita a la captación de financiación del Ministerio de Cultura y la Junta de Andalucía, administraciones en las que la Diputación Provincial presentará la iniciativa en cuanto se perfilen los detalles en las reuniones que se plantean a partir de ahora con el equipo redactor y los asesores del concurso.

Premiado con 12.000 euros, el proyecto plantea la a reordenación de las 83,5 hectáreas que ocupan los Lugares Colombinos con el monasterio de la Rábida como eje vertebrador y epicentro de una zona que los autores quieren definir como "referente mundial de la gesta descubridora" con alicientes para el turismo cultural.

Se trazan una serie de conexiones para resolver los problemas de accesibilidad, se crea una malla peatonal que desemboca en el monasterio, se redefinen los equipamientos públicos -planteando, entre otras cuestiones, el traslado del restaurante y creando un edificio singular multifuncional- y se urbanizan los vacíos urbanos, velando por la cohesión de los elementos que protagonizan el paraje, como el Foro Iberoamericano, el Muelle de las Carabelas, el jardín botánico Celestino Mutis y, como núcleo del conjunto histórico, el cenobio franciscano.

En la reestructuración del viario destacan la creación de una gran plaza-antesala de bienvenida, con el referente del monolito y el monasterio como horizonte visual, un pórtico de estética minimalista y una bolsa anexa de aparcamientos. Para abundar en la conectividad y aprovechar los atractivos paisajísticos, se trazan asimismo un paseo de miradores hacia el estero que termina con un gran mirador al monumento a la Fe Descubridora, el llamado Paseo de las Marismas, el Patio de las Banderas y la Plaza de los Países Iberoamericanos, que aglutinará 21 pequeñas plazas, cada una dedicada a una nación. En este último espacio se propone la instalación de exposiciones o incluso de una colección monográfica permanente. La vertiente de sostenibilidad del proyecto se aprecia en elementos como las pérgolas de energía solar que cubren algunas zonas de tránsito y estancia.

La única edificación que se plantea en este rediseño es un inmueble multifuncional con forma de barco varado, una sola planta y 2.000 metros cuadrados de superficie. Se ubicará junto al monumento al Plus Ultra.

"Huelva y la Rábida van a salir ganando con este magnífico trabajo -destacó la presidenta de la Administración provincial-. Una propuesta global, ambiciosa, sostenible, que mejora las conexiones Norte-Sur y respeta la Historia del paraje y su fisonomía. Un proyecto con el que la Diputación entronca con su mejor tradición. Entre todos trabajaremos para enriquecer este proyecto y dotar la Rábida de más atractivos, dinamismo, y generar riqueza y empleo". En este escenario virtual se irán planteando las modificaciones de una intervención de envergadura que todavía no cuenta con calendario de terminación. "Para ello necesitamos muchos recursos -apuntó Guerrero- por lo que buscaremos una alianza estratégica con las administraciones, como merece un proyecto tan ambicioso. Cualquier ciudad -concluyó- cualquier provincia y cualquier comunidad autónoma quisieran tener un espacio como La Rábida, un espacio en el que comenzó a reescribirse la Historia y a construirse el mundo que hoy conocemos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios