La menor de Gijón acosada por Del Valle: "Yo también podía haber muerto"

  • La familia de la menor pide dos años y medio de cárcel por coacciones e intento de abuso sexual

El hombre detenido por la muerte de la pequeña Mari Luz Cortés, Santiago del Valle García, se enfrenta en Gijón a una pena de dos años y medio de cárcel por un delito de coacciones y otro de abuso sexual, en grado de tentativa pero con la agravante de reincidencia al haber sido condenado previamente en Sevilla, en el caso de la menor con la que contactó a través de una revista. 

En declaraciones a Europa Press, la abogada de la familia confirmó que ésta es la calificación provisional que presentaron ante el juzgado, aunque en el caso de la Fiscalía los hechos sólo se calificaron como un delito de coacciones, por el que se solicita un año de prisión. 

Ambas acusaciones piden además para el imputado la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de la víctima, ni de su residencia, lugar de estudio o trabajo, por un periodo de tres años, y accesoria de inhabilitación para ejercer el derecho del sufragio pasivo durante el tiempo que dure la condena. 

La menor de Gijón que fue acosada por el detenido en relación a la muerte de la niña Mari Luz Cortés dijo haber sentido "angustia" cuando tuvo conocimiento de la detención de Santiago del Valle al pensar que ella "también podía haber muerto" al igual que la pequeña onubense. La adolescente asturiana entró en contacto con el detenido en marzo de 2006 a través de una carta que éste publicó en la revista 'Telenovela' con la identidad de otra adolescente que supuestamente quería encontrar amigas.

La menor de Gijón que fue acosada por el detenido en relación a la muerte de la niña Mari Luz Cortés dijo haber sentido "angustia" cuando ayer tuvo conocimiento de la detención de Santiago del Valle al pensar que ella "también podía haber muerto" al igual que la pequeña onubense. La adolescente asturiana entró en contacto con el detenido en marzo de 2006 a través de una carta que éste publicó en la revista 'Telenovela' con la identidad de otra adolescente que supuestamente quería encontrar amigas.

"Vi un anuncio en la revista y contesté, a partir de ahí mantuve por carta durante unos meses contacto con una joven que en teoría se llamaba Cristina", según relató la menor asturiana. Después de unos meses, la adolescente de Gijón recibió una carta firmada por Santiago del Valle en la que le decía que era el hermano de la joven con la que se carteaba y que ésta se había marchado a vivir a Londres al haberse separado los padres. En esa carta, el hombre le decía que tenía 21 años y le adjuntaba una fotografía suya.

"Al verla me di cuenta que era mucho mayor de lo que me decía y al contárselo a mi madre me dijo que no le respondiera", dijo la menor. Según la adolescente, ella nunca le remitió ninguna fotografía suya pero el hombre pudo identificarla en su domicilio de Gijón donde se presentó un día por sorpresa. "Fue a mi casa y se identificó pero yo le dije que no quería saber nada de él y le cerré la puerta", aseguró.

El temor de la adolescente se acrecentó cuando vio al hombre en el instituto de Gijón donde cursaba estudios. El detenido por la muerte de Mari Luz se había trasladado de Sevilla a la ciudad asturiana y se matriculó en un curso para adultos que ofrecía el mismo instituto. La menor contó lo sucedido a la madre y a los profesores pero él empezó a seguirla y a acosarla, según el relato de la adolescente.

"Me esperaba a la entrada y a la salida del instituto y me seguía, me amenazaba y me decía que como me cogiera sola iba a hacerme cualquier cosa", añadió la menor que entonces tenía 13 años. La adolescente aseguró que por aquel entonces, el hombre también acosaba a otras jóvenes que estaban matriculados también en el módulo de educación de adultos.

El detonante para que la adolescente y su madre recurrieran a la policía fue a raíz de que el hombre "pegó" en una puerta del centro educativo una carta. "Decía de todo de mí y me amenazaba con contarlo todo", dijo la joven.

La menor admitió que sabía que por aquel entonces el hombre vivía en la calle Perú de Gijón pero negó que supiese que estaba casado y que tuviese hijos.

La policía le detuvo el día 3 de noviembre del año 2006 en el portal de su domicilio de Gijón como presunto autor de un delito de acoso sexual, insultos y amenazas. El juez dictó una orden de alejamiento de la menor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios