'Gerberas para una reina', poemas para la esperanza

  • Mónica Camacho publica el poemario que escribió ante la enfermedad y pérdida de una de sus hijas Los beneficios íntegros son para la AECC

Comentarios 0

Las gerberas eran las flores favoritas de Paula, su reina, la hija que se le fue con sólo 13 años. Por eso los poemas que escribió pensando en ella no podían publicarse con otro título que no fuera Gerberas para una reina. Es una compilación de versos y reflexiones, como apunta el subtítulo, que toman cuerpo en un libro que firma Mónica Camacho, aunque jamás pensara que pudieran publicarse. Ahora, por el amor que le tienen sus hermanas, por la admiración que tienen a su fortaleza, se ha llevado la sorpresa de su publicación, compartiendo los pensamientos de tantas noches de desvelo, repartiendo esperanza y devolviendo, agradecida, el apoyo que le brindaron en la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Mónica recurrió a la poesía como vía de escape, como modo de mantener la mente ocupada, de mitigar el insomnio que le provocó la enfermedad diagnosticada a su hija Paula. La leucemia irrumpió en la familia y quebró la vitalidad de la reina de la casa, pura inquietud contagiosa, torbellino y alegría diaria. Pero ese brillo se apagó más rápido de lo esperado y la pequeña se marchó.

"El cáncer ganó la batalla de mi hija pero mi guerra no la va a ganar", cuenta ahora su madre, Mónica, con una entereza admirable y con una convicción que desarma. Éste es su mensaje principal, la motivación de quien no va a dejar de luchar. Primero, por salir adelante, superando, como ha logrado, la pérdida, probablemente, más difícil de aceptar. Y después, prestando su experiencia y su apoyo a quienes han pasado o pasan ahora por un trance similar. Es su apuesta por no dejar que nadie se rinda, que nadie ceda al dolor más de lo necesario, y que todos encuentren la salida para seguir adelante el camino.

"Si sirve para que una sola persona encuentre consuelo, ya ha merecido la pena", cuenta Mónica de su poemario, compuesto por 80 piezas en tres partes: Tortura, Sí se puede y Agradecimiento.

"Hay quien me dice que es muy duro. Es verdad, la primera parte lo es. Pero éste es un libro de esperanza. La segunda parte es la más importante, escrita cuando me doy cuenta sola de que se puede salir adelante", cuenta la autora, "Son mis vivencias. He volcado en ellos mi verdad. Pero es cierto que a mucha gente le ha pasado como a mí", reconoce.

Por eso se siente "sorprendida y contenta" de que prácticamente se haya agotado la tirada de 300 ejemplares de la primera edición. También de que le hayan pedido ejemplares desde fuera de Huelva personas anónimas que buscan en ello un consuelo tras conocer la historia en las redes sociales. Y le conmueve que una niña desconocida haya roto su hucha para hacer el donativo a la AECC y regalarle a su madre el libro.

Son sentimientos encontrados, reconoce, un poco "agridulces", aunque con la vista al frente, dispuesta a prestar ayuda a quienes ya le han solicitado también su testimonio desde asociaciones de toda la provincia e incluso de fuera de Huelva. "Hay que dejar claro que el cáncer no nos va a ganar. Todo el mundo tiene derecho a pasar el duelo y necesita de un tiempo para ello. Pero hay que seguir, hay que salir adelante", insiste.

Mónica Camacho encuentra un motivo para ello en María, su otra hija, "mi esperanza, la que me impulsa a moverme cada día". Pero también en toda su familia, su marido, sus hermanas, quienes le han dado su apoyo constante y le han regalado la posibilidad de compartir sus reflexiones en este libro.

Hace un año, su hermana Nuria la sorprendió al registrar sus poemas. Y desde ese tiempo, a escondidas, las hermanas han tratado de encontrar apoyos en Huelva para la publicación del poemario, que finalmente les prestó la Diputación de Badajoz. Y el pasado día 11, en el colegio Las Esclavas, le prepararon la sorpresa: la llevaron engañada y se encontró con familiares y amigos con sus poemas editados, preparados para ser donados en apoyo la AECC.

"Después del nacimiento de mis hijas ha sido uno de los días más bonitos de mi vida", confiesa días después. Fue un particular homenaje a ella, Mónica, la autora, la luchadora, la madre. Quien ahora comparte la fortaleza que plasmó en su intimidad para que todos superen el dolor de la pérdida.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios