Huelva

Las obras de restauración del incendio durarán seis meses

  • García Tejerina destaca el compromiso del Gobierno central con la conservación de Doñana

  • El Ministerio destina un millón de euros a los trabajos de recuperación

Seis meses de duración tendrán los trabajos de restauración que se llevan a cabo en la zona del incendio de Las Peñuelas, en Moguer, que el pasado verano calcinó más de 8.500 hectáreas del Espacio Natural de Doñana. Un millón de euros invertirá el Gobierno central, que se destinará a tareas tendentes a evitar la erosión, facilitar la regeneración, la lucha contra plagas y mejorar la gestión hidrológico-forestal, así como la repoblación o señalización

La ministra de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, visitó ayer junto a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el consejero andaluz de Medio Ambiente, José Fiscal, parte de la zona afectada, en concreto las Dunas del Asperillo, y conoció de primera mano esos trabajos de emergencia que financia su departamento y que son complementarios a los que realizó la Administración andaluza.

García Tejerina destacó el compromiso del Ejecutivo central con Doñana en "la extinción del incendio, política forestal o la restauración de zonas afectadas por el fuego", así como la colaboración de ambas administraciones tanto para la extinción como para la rehabilitación de la superficie calcinada y en la reparación de los daños causados.

Los trabajos se han iniciado en la zona de Cuesta Maneli, de gran valor paisajístico, importante patrimonio botánico y que cuenta con la presencia de numerosas especies amenazadas.

El Ministerio va a destinar un millón de euros, un montante que se se suma al dinero que la Junta invirtió en un primer momento: 370.000 euros para labores de emergencia más otros 350.000 euros para los trabajos de restauración.

Las labores servirán también para hacer mejoras en infraestructuras en desuso con el objetivo de minar la población de especies exóticas invasoras, por lo que estas labores traerán "beneficios medioambientales añadidos".

La ministra, que departió durante unos momentos con un grupo de agentes del Plan Infoca, expresó su agradecimiento a todos los que participaron en la extinción del incendio, que fue sofocado en 36 horas aunque avanzó muy rápido debido a las condiciones climatológicas adversas, y aprovechó para hacer un llamamiento a la ciudadanía en la lucha contra el fuego.

"Aunque ahora empieza una parte del año en la que las incidencias son menores, siempre hay que recordar a todos que casi todos los incendios en España se producen o bien por falta del cuidado debido, o por intencionalidad, y en nuestra mano está que no lleguen a producirse", señaló García Tejerina.

Además, recordó que durante las dos jornadas de lucha contra el fuego, el Ministerio desplazó 12 medios aéreos de gran capacidad para apoyar a la comunidad autónoma, con un total de 115 horas voladas y 526 descargas. Asimismo, destacó el trabajo realizado por el servicio de extinción de incendios de la Junta de Andalucía, el Ministerio, la Unidad Militar de Emergencia, la Guardia Civil, agricultores, regantes y voluntarios que se ofrecieron a participar en el control de las llamas.

La ministra recordó que pese a que la restauración de las zonas afectadas por los incendios corresponde a las comunidades autónomas, "cuando el fuego acarrea una gran impacto medioambiental, el Gobierno central puede declarar como emergencia la recuperación de esapcios afectados". En Andalucía, anterior al incendio de Moguer, ya se tramitó dicha declaración de emergencia en 2012 y 2015 y este año se ha aprobado una actuación de emergencia en Segura de la Sierra (Jaén).

García Tejerina detalló que las labores de recuperación en el espacio dunal, ejecutados por Tragsa, consisten en la eliminación de los árboles quemados y la construcción de cordones con el material talado, con el objetivo de sujetar los terrenos y evitar así que la acción del viento favorezca la erosión y el transporte de arena hacia el interior.

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, agradeció a las dos ministras su presencia en la provincia y aludió a las importantes consecuencias de este incendio, por lo que, estando aún activo, la Consejería ya puso en marcha un grupo de trabajo para abordar los trabajos de reforestación.

Fiscal recordó que la Junta de Andalucía ha realizado ya unos trabajos de emergencia en la zona, por 370.000 euros, que incluyeron tareas para evitar la erosión y para eliminar el peligro existente en determinadas zonas por caída de árboles o por mal estado de infraestructuras.

El consejero apuntó que el Ministerio colabora con la financiación, pero que es competencia de la Administración andaluza la gestión de las labores de restauración y subrayó que queda trabajo por hacer, pero "pretendemos que la restauración sea ejemplar y modélica" y "la gente venga a visitar la zona por cómo se restauró, de una manera acorde con los tiempos, resistente al cambio climático y ejemplar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios