Francisco Naranjo hace correr ríos de tinta de Juan Ramón en el Tinto

  • l 'rojo de fondo' Centro Cultural La Villa de Cartaya. Calle Nueva. Hasta el 16 de abril, de 10 a 14 horas y de 17 a 20.30 horas.

A Francisco Naranjo no le bastaba con mostrar la belleza del río Tinto a secas, por sí sola. Siempre pensó que a esas impactantes corrientes en rojo, bajarían mejor acompañadas corriendo junto a ellas ríos de tinta, como esos que escribiera Juan Ramón Jiménez, un poeta por siempre ligado a este artista aventurero que desde otra óptica, también se dedica a componer poemas con su cámara fotográfica.

Francisco Naranjo Jiménez, es de Moguer, por lo menos eso dice él aunque naciera en Lucena del Puerto. Desde muy pequeño sus padres se vinieron a vivir a este rincón juanramoniano y desde entonces Naranjo dice ser de Moguer y moguereño. Aquí es donde comienza a formarse y da sus primeros pasos en la pintura y en la fotografía y aquí es donde continúa desarrollando su actividad artística.

Se fue a Barcelona y se impregnó de las nuevas tendencias a través de artistas como Ocaña, Nazario y Barceló, y también llegó a Madrid donde los museos y la Feria Internacional de Arte ARCO se convierten en grandes aliados para seguir ahondando en la expresión artística

Su periplo por las dos grandes ciudades españolas le hacen recalar de nuevo en Moguer y sus inquietudes comienzan a plasmarse en un estilo propio, donde su personalidad y la originalidad le acompañarán siempre. Hoy, Naranjo es eso un artista autodidacta, en el que perviven estas cualidades y al que además se le atribuye un compromiso social que se plasma en todas sus obras y exposiciones.

Compromiso social el de Naranjo a través de la donación de sus obras a asociaciones e instituciones afines a sus ideales como Ecologistas en Acción de Huelva o la Asociación de Niños con Síndrome de Down, Centros para mayores, y también su colaboración con ONGs como Comunidad Humana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios