Fiscal insiste en que hubo discrepancia respecto a la información del vertido

  • Desactivan el Plan de Emergencia ante Riesgo de Contaminación y el Marítimo Nacional

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, con el profesor Manuel Acosta en la Universidad, donde dio una charla. El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, con el profesor Manuel Acosta en la Universidad, donde dio una charla.

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, con el profesor Manuel Acosta en la Universidad, donde dio una charla. / alberto domínguez

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, no rectifica, tal y como le pedía la subdelegada, las declaraciones realizadas el miércoles, en relación al derrame de crudo producido en la monoboya de la refinería de Cepsa, en las que indicaba que no hubo comunicación oficial por parte del Gobierno central, lo que fue desmentido por la Subdelegación, que subrayó que hubo un contacto permanente del capitán marítimo, Ángel Fernández, con el director del 112, Francisco Huelva, lo que reconoció este último.

Fiscal insistió en que "hubo una discrepancia en cuanto a la información y la coordinación mientras el vertido correspondía exclusivamente al Estado, hemos discrepado, no voy a alimentar la polémica". Señaló que "la coordinación, la información y el trabajo conjunto entre el Gobierno de España y la Junta de Andalucía en cuanto a las emergencias en general y las ambientales en particular es muy buena, y esto no lo va a empañar".

El vertido de crudo afecta levemente un kilómetro de playa del Espacio de Doñana

Comentó que la colaboración entre administraciones se ha demostrado este año "en los incendios forestales, se está demostrando ahora en la coordinación de las medidas que se tomen para paliar los efectos del temporal y dentro de un par de meses volveremos a comprobarlo en el Plan Romero, que coordina la Junta de Andalucía y en el que el Estado juega un papel importante. Hubo una discrepancia, es cierto, pero eso no va a empañar, en ello quedamos el delegado del Gobierno y yo, y seguro que seguimos trabajando codo con codo".

El consejero de Medio Ambiente indicó que el mismo miércoles habló con el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, "con bastante buena lid, por cierto como siempre, y mañana -por hoy- tengo una reunión con él para abordar las medidas que se van a afrontar para paliar los daños del temporal".

Fiscal, que recordó que la Delegación Territorial de Medio Ambiente ha abierto un expediente informativo, manifestó que durante la noche del miércoles personal de Cepsa estuvo retirando los restos de hidracarburo que llegaron a la playa del Espacio Natural de Doñana, alrededor de la Cuesta Maneli. Fue aproximadamente un kilómetro de playa "afectado levemente, es una línea muy fina, según indicaron los técnicos". Ayer por la mañana un equipo de profesionales de Emergencias Andalucía realizó una inspección desde Matalascañas a Mazagón para comprobar sobre el terreno, después de la pleamar, el estado de la costa.

Las consecuencias del vertido han sido tan leves, que el delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Francisco José Romero, desactivó a las 16:12 de ayer la situación 1 del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en la provincia (Pecla).

La desactivación se llevó a cabo tras quedar controlado el incidente registrado el pasado martes en la monoboya de Cepsa y una vez que quedó constancia de la retirada de residuos. No obstante, agentes de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y del Espacio Natural de Doñana mantendrán la vigilancia en la zona y seguirán los trabajos de observación que va a continuar desarrollando la empresa.

Desde el inicio de la incidencia trabajaron de manera conjunta profesionales de Emergencias Andalucía (112, GREA y Protección Civil), Medio Ambiente, Guardia Civil, Salvamento Marítimo, Autoridad Portuaria, Capitanía Marítima, Policía Local de Palos de la Frontera y la empresa para la contención del vertido, limpieza de los residuos y retirada de los restos que llegaron a la línea de playa.

Capitanía Marítima también desactivó a primeras horas de la tarde el Plan Marítimo Nacional en situación 1, al no detectarse ningún resto de contaminación tras el reconocimiento realizado durante toda la mañana desde la desembocadura del río Guadalquivir hasta Punta Umbría y desde la línea de costa hasta nueve millas mar adentro tanto por vía marítima como aérea. Se mantendrá el PIM (Plan Interior Marítimo) de Cepsa activo en el nivel de respuesta adecuado hasta la finalización de las operaciones en la monoboya para restablecer el servicio.

En relación a la reunión que mantendrá hoy con el delegado del Gobierno para abordar los daños del temporal, el consejero de Medio Ambiente explicó que "se está realizando un trabajo serio y riguroso", lo que "no es fácil", ya que "se trata de daños de muchos tipos, afecta a muchos municipios y muchos kilómetros de costa, se ha hecho un trabajo de recapitulación de los daños y espero que hoy comencemos a adoptar las primeras decisiones, ese es el ánimo que nos mueve a las dos administraciones". El objetivo es que las playas presenten en verano "el mejor aspecto posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios