Fertiberia contesta a Costas y pide más tiempo para cerrar la fábrica

  • La empresa responde en su escrito a todos los requerimientos de la Dirección General · El Ministerio tendrá ahora que pronunciarse para establecer una fecha definitiva para el final de la actividad

Comentarios 5

El largo y complejo camino administrativo para el final de los vertidos de fosfoyesos continúa. Fertiberia registraba ayer ante la Dirección General de Costas un nuevo documento de respuesta a los requerimientos de este organismo, con varias propuestas y reclamando más tiempo del propuesto por Costas (tres años) para proceder al cierre de la factoría de la avenida Francisco Montenegro al no poder seguir depositando fosfoyesos (un subproducto de su proceso de fabricación) en la marisma.

La empresa no quiso pronunciarse ayer sobre este nuevo documento, aún desconocido para Costas, aunque sí especificó que en él responde a las peticiones realizadas por la Dirección General. Este departamento reclamaba en su comunicación a Fertiberia que elaborase un plan de restauración de las balsas de fosfoyeso, un plan que complementaría al actual (una zona de las balsas no contaba aún con proyecto); además de reclamar un aval sobre la restauración de las balsas de fosfoyeso. A este respecto se puede recordar que ya existe un aval por valor de casi tres millones de euros depositado ante la Delegación Provincial de Medio Ambiente, establecido para la superficie actual de balsas. Por lo tanto, con el requerimiento de Costas más que establecer un nuevo aval se trataría de completar el actual, una vez que exista un presupuesto definido para la restauración de la zona en la que se han depositado los residuos.

Además de estos dos requerimientos, la Dirección General prohibía a la empresa ampliar la superficie de depósito de fosfoyesos, en la actualidad 170 hectáreas distribuidas en dos balsas y un embalse regulador. Asimismo, Costas consideraba excesivo el plazo dado por Fertiberia para el fin de actividad (2016) y señalaba como plazo "razonable" para ello no ir más allá del año 2011.

Esa fecha sería demasiado temprana para el final de actividad de la empresa, según alertó UGT nada más conocerse la noticia. Tampoco coincidiría con el plazo, en torno a los cinco años, que se había venido barajando en las conversaciones que se han mantenido entre administraciones y empresa para alcanzar un acuerdo en cuanto a la ejecución de la sentencia de la Audiencia Nacional de julio pasado, la sentencia que considera finalmente caducada la concesión del uso de la marisma para el depósito de fosfoyesos. Tras conocerse esta sentencia se continuaron los contactos mantenidos desde bastante tiempo antes para encontrar una solución al problema de los depósitos de fosfoyesos. Y según aseguraba recientemente el delegado del Gobierno andaluz en Huelva, Justo Mañas, se espera que haya una solución "en un plazo corto" que satisfaga a trabajadores, administración, empresa y también movimientos ecologistas, que han llevado a cabo numerosas actuaciones sobre este asunto y que, en el caso de la organización WWF/Adena, han llegado incluso a personarse en la causa judicial que se cerró en julio del pasado año. Por ahora, habrá que esperar la respuesta que Costas dará a la nueva propuesta de Fertiberia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios