Huelva

España ha "minusvalorado" la importancia de Juan de la Cosa

  • El profesor Jesús Varela señala que los mapas del siglo XV y XVI tenían sobre todo una finalidad política · Las cartas reflejaban lo que los gobernantes previamente "habían discutido en privado"

Comentarios 2

El hecho de que Juan de la Cosa fuese español y no procediese de un país extranjero fue uno de los motivos por lo que la figura del cartógrafo fuese "minusvalorada por los españoles". Para el director del seminario que analiza la figura de De la Cosa, el profesor de la Universidad de Valladolid Jesús Varela, uno de los ejemplos de esta circunstancia es que durante años se utilizó más el 'Anónimo de Cantino' que la propia carta del navegante español, a pesar de que éste fuese el primer mapa que incluía el continente americano.

Por este motivo, para Varela, Juan de la Cosa es el cartógrafo más importante de la historia de España en cuanto a la trascendencia de su obra, aunque no en lo que se refiere a la formación profesional y al conocimiento de la materia, ya que su obra "da a luz un nuevo continente". A pesar de este motivo, el profesor resaltó que este documento es "un mapa político" y desde este punto de vista, la carta es "muy buena".

Siguiendo con su intervención, el coordinador del seminario indicó que De la Cosa elaboraba sus cartas para informar a los Reyes Católicos sobre los nuevos territorios que estaban siendo descubiertos. Y los políticos y diplomáticos de la época "quieren hacer lo que ellos quieren, no lo que está bien", por lo que el mapa de Juan de la Cosa responde a una estrategia de "alta política", mucho más "sibilina e inteligente" que la actual.

De este modo y a través de estos mapas, los políticos conseguían quedarse con territorios, rutas comerciales o dinero. La cartografía, indicó, "vendía la imagen de lo que los políticos habían discutido en privado".

El profesor de la Universidad de Lisboa Francisco Contentes disertó en la ponencia que desarrolló en el marco de este curso sobre la cartografía histórica portuguesa en los siglos XV y XVI. Sobre los orígenes de esta disciplina en el país vecino, Contentes afirmó que determinar el comienzo es un "gran problema". De acuerdo a un historiador belga, relató, el inicio de la cartografía estaría datado en 1443, veinte años más tarde de que Portugal comenzase a efectuar viajes marítimos. Según Contentes, los navegantes lusos utilizaron desde un primer momento cartografía realizada en Mallorca, la cual "no sólo representaba el Mediterráneo, sino también el Atlántico próximo".

A partir del año 1440, los portugueses comenzaron a necesitar realizar mapas nuevos para poder representar los descubrimientos realizados en un intento de "sustentar sus propios viajes". Por este motivo, se creó la cartografía portuguesa para dar respuesta a estas demandas.

Este interés por conocer los nuevos territorios por parte de los diplomáticos y los enviados comerciales hizo que en Lisboa se crease "el primer mercado internacional para la cartografía". Estos documentos, que tenían un elevado coste económico, eran demandados por "las casas señoriales de Europa", que querían tener un mapa en el que se evidenciaba "la existencia de un nuevo mundo desconocido hasta entonces".

Estas cartas, según Contentes, se hacían a la carta, y existían precios para un documento con un determinado número de adornos con el objetivo de "contentar a los compradores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios