Educación quiere bajar la interinidad del 30% con las próximas oposiciones

  • Cerca de un millar de docentes de la provincia podrán consolidar su empleo en 2018

  • El objetivo de la Consejería choca con las aspiraciones de quienes no tienen experiencia laboral

Aspirantes entregan sus exámenes en las oposiciones de 2016. Aspirantes entregan sus exámenes en las oposiciones de 2016.

Aspirantes entregan sus exámenes en las oposiciones de 2016. / h información

La Junta de Andalucía pretende bajar el nivel de interinidad en el profesorado de la Enseñanza Secundaria que en estos momentos en la provincia se encuentra entre el 25% y el 30%. Desde el sindicato Ustea se indicó que el propósito es que, a través de las próximas 3 o 4 ofertas públicas de Empleo (OPE), ese porcentaje se reduzca al 20%. Lo que evidentemente puede ser una buena noticia para el colectivo de docentes afectados, no lo es tanto para aquellos que tienen pensado presentarse a las oposiciones del próximo mes de junio y que aún no tienen experiencia laboral en la educación pública.

Las cifras de interinidad no son baladíes. Si el cuerpo docente de Huelva, excluidas las educaciones Infantil y Primaria, supera los 3.700 profesores, los que se encuentran en situación de interinidad suponen una cifra que gira en torno a los mil docentes. El fenómeno de la interinidad surge con una cierta periodicidad en la educación, de manera que desde la Administración se le intenta dar una respuesta para que no suba en exceso el porcentaje de profesionales sin estabilidad en el empleo.

Se han incluido cambios en la baremación para valorar la experiencia

Sin embargo lo que para unos puede ser una fantástica noticia, para otros no lo es tanto. Todo el colectivo de personas que esperan su gran oportunidad a través de las oposiciones, y que se cuentan por miles, han visto cómo se han modificado algunos puntos de la convocatoria para dar mayores opciones a los profesores que ya se encuentran en activo, muchos de ellos la gran parte de su vida laboral.

La próxima OPE de Enseñanza Secundaria, que se está convocando con una periodicidad bienal, tendrá lugar en junio de 2018. Constará de dos pruebas, de carácter eliminatorio la primera de ellas. Sin embargo, para favorecer al colectivo interino se han modificado los porcentajes que corresponden a la valoración del examen en sí y el que corresponde al concurso de méritos. De este modo, del 67% que se concedía al examen y el 33% a los méritos, se pasará a 60% y 40% respectivamente.

En el concurso de méritos, en el que puede alcanzarse un techo de 10 en su puntuación, la experiencia laboral contaba, como máximo, 5 puntos. Con la baremación prevista para 2018, esa puntuación asciende hasta 7. Asimismo, los cursos que los opositores puedan demostrar que han realizado bajan en importancia, ya que se podían conseguir hasta 5 puntos y ahora 3 es la máxima calificación.

Respecto a la prueba escrita, se pasará de elegir entre cuatro temas a cinco. Afortunadamente se respeta el temario, ya que un cambio a estas alturas sería catastrófico para todos los miles de personas que ya llevan meses trabajándose los exámenes.

Se espera que la OPE del próximo año supere las 10.800 plazas a nivel de toda Andalucía. Como es habitual no sólo optarán aspirantes de la comunidad autónoma sino también de otros lugares de España, ya que el sistema educativo andaluz, al igual que el de otras zonas del país, no esgrime el conocimiento de una lengua vernácula como requisito para poder examinarse.

Los que pasan horas y días completos preparándose para esa trascendental cita reconocen que es muy difícil ir por libre en esa preparación, ya que hay que saber programar muy bien los tiempos para que los temas se desarrollen adecuadamente en el momento del examen. En la capital hay dos academias que ayudan en la preparación de los opositores, aunque hay que insistir que casi es tan importante mostrar el contenido que el examinando plasmará en el papel como la manera de presentar el tema. En total serán cuatro horas y media que se distribuirán de la siguiente manera: dos para desarrollar un tema y dos horas y media para el comentario de texto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios