Balance 2007

ETA vuelve a la carga y abandona 130 kilos de explosivos en Huelva

  • Un crontrol policial al pie de la frontera con Portugal provocó que los etarras dejaran el vehículo

Comentarios 0

Sólo dos semanas después de que ETA anunciara el fin de la tregua dejaba huellas claras de sus planes: el 21 de junio la banda terrorista hacía su reaparición en suelo onubense, donde dejaba abandonado un vehículo cargado con 130 kilos de explosivos. En el vehículo, un Ford Focus con matrícula portuguesa que fue alquilado en Lisboa a la empresa Rentilusa por Unai Arrieta, que sería un miembro legal de ETA en Guipúzcoa, se encontraron además temporizadores, detonadores, un manual para preparar bombas, así como bolsas de ropa, un ordenador, teléfonos móviles y documentos privados.

El coche, que no estaba preparado para explotar pero con cuya carga se podía haber cometido un atentado de grandes proporciones, fue abandonado -ante la cercanía de un control policial- en una estación de servicio en obras en el término de Ayamonte, ubicada a apenas dos kilómetros del puente internacional sobre el Guadiana.

Según la versión oficial, una vecina de la zona dio la alerta vía telefónica a la Guardia Civil , señalando que un coche sospechoso se encontraba abandonado en la vía de servicio y que varias personas se encontraban merodeando alrededor, al tiempo que indicó que los ocupantes huyeron en una motocicleta. En ese mismo momento, saltaron todas las alertas y la Guardia Civil blindó las carreteras. Según esta versión, uno de los etarras estaba encargado de conducir el coche cargado de explosivos mientras que un segundo hacía de lanzadera, viajando en una motocicleta delante de él para detectar la presencia policial, por lo que fue el control policial en la cercanía de la frontera lo que hizo quelos terroristas optaran por abandonar el vehículo.

Pero de la sucesión de acontecimientos en la estación de servicio existió otra versión, la de los operarios que se encontraban trabajando justo en el momento ern el que los terroristas aparecieron. queimplicaron a dos coches y a una motocicleta, marca BMW de gran cilindrada y color plateado.

En primer lugar, según los operarios, llegó el Ford Focus con un único ocupante, que se bajó del coche y se dirigió a pie a una de las rotondas próximas, donde le esperaba otro vehículo, que abandonó el lugar inmediatamente después de que se montara el conductor del Ford Focus.

Posteriormente, apareció en el lugar la moto BMW con dos personas abordo. La motocicleta permaneció en la rotonda con uno de sus ocupantes (en ningún momento ninguna de estas dos personas llegaron a quitarse el casco) mientras que el segundo se bajó y, al llegar al vehículo, "dio un cabezazo" al cristal trasero izquierdo, consiguiendo romper el cristal y coger algo del interior.

En el exterio del cohce se encontraron además varias bolsas de gran tamaño que, según declararon los testigos, contenían "una especie de polvo blanco" y el anagrama de la banda terrorista estaba impreso en algunos objetos localizados en el vehículo.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios