Doñana, a vista de dromedarios

  • l entre jorobas De martes a domingo. A las 10.30, 11.30 12.30, 16.30 y 17.30 h. Entre 18 y 10 euros. www.airesafricanos.com. 959 448577La empresa Animales Rompeolas propone un paseo a camello por el parque Dunar de Matalascañas

Comentarios 5

Ya no hace falta cruzar parte del oceáno Atlántico para experimentar lo que los tuaregs sienten al 'lomo' de un dromedario por esos desiertos de Alá. Es decir, que ya no es necesario ir a las islas Canarias para darse un tambaleante paseo a camello. A unos cuantos kilómetros, en la misma entrada de Matalascañas, la empresa Animales Rompeolas,con su proyecto Aires Africanos, ofrece la oportunidad de visitar el parque Dunar almonteño sobre la giba de estos artiodáctilos rumiantes.

Machote, Paloma, Conguito y once compañeros más esperaban cómodamente 'sentados' a sus nuevos 'jinetes'. De pelo lanudo y rugoso, y con su innato movimiento de labio, esta camada se siente en el entorno de Doñana como en casa. "Vienen de Canarias, pero no son como los coches que llegan de allí, o sea, de segunda mano, estos son de primera", aclara Miguel Maestre mientras acaricia a Paloma, "son muy fuertes y capaces de adaptarse rápidamente a cualquier hábitat". Este intrépido onubense, junto a su mujer, Nuria Encina, son los responsables de la introducción, de nuevo, de estos animales en este paraje natural. "Nuestra empresa se dedica al alquiler de animales para cabalgata de reyes magos, cine, televisión, publicidad y espectáculos varios", comentan, añadiendo que cuando vieron las posibilidades que ofrecía este entorno, "nos liamos la manta a la cabeza, tal tuareg del desierto' y decidimos materializar este proyecto que nos rondaba desde hace tiempo".

La tarea no fue fácil, recuerdan. Pero una vez instalados, y con tan sólo siete meses de antigüedad por estos lares, aseguran que ha merecido la pena. "Hemos puesto nuestro granito de arena al sector turístico de la zona en particular, y de la provincia, en general, ofreciendo una nueva apuesta de ocio, exótica y, lo más importante, respetuosa con el medio", apunta Nuria, destacando que con este paseo dunar, que no lunar, brinda la ocasión de ver "Doñana desde otra perspectiva. Desde la altura impuesta por estos dromedarios se descubren nuevos paisajes".

Llama poderosamente la atención ese manto verde que conforman los pinos del parque Dunar. "Es espectaular, nada que envidiar al paisaje lunar de Lanzarote, o dunar de Las Palmas. Es distinto, ni mejor, ni peor", señala Maestre, indicando que, durante el recorrido, de aproximadamente una hora, además de acceder a lugares recónditos rebosantes de flora autóctona, se visita y se sube a la duna fósil desde donde se ve la derruida torre almenara sobre la playa de Matalascañas, el faro... "La mayoría de las veces encontramos por el camino camaleones, jinetas, así como se divisa una gran variedad de aves", destaca Nuria, añadiendo que la ruta es amenizada con una pequeña charla sobre el entorno de Doñana y sobre estos animales.

Colocando los respectivos cojines inferior y lateral, para protejer la parte lumbar, sobre las sillas colgantes, Maestre afirma que este paseo es apto, y muy recomendable, para todo tipo de público. "Todo aquel que lo ha experimentado, independientemente de la edad, se ha llevado un grato recuerdo. Incluso hemos recibido a grupos de discapacitados".

Asimismo, recuerdan que también cuenta con actividades para escolares, donde además del esperado paseo, se les ofrece a los niños un taller de Naturaleza en las mismas instalaciones.

Instalaciones, que en un futuro no muy lejano, ofrecerán mil y una exóticas propuestas. "Esto es sólo la primera fase de este ambicioso proyecto. Queremos organizar eventos a medida del cliente-bodas, celebraciones, reuniones- siempre alrededor de la cultura árabe-andalusí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios