Domadores de cuentos

  • Huelva celebró la festividad del Día del Libro Infantil con actividades destinadas al fomento de la lectural erase una vez Niños y jóvenes celebraron ayer en la capital el 203 aniversario del nacimiento de Hans Christian Andersen.

Con el prometedor objetivo de fomentar el hábito de la lectura entre los más pequeños y los más jóvenes, la Consejería de Cultura, a través del Centro Andaluz de las Letras (CAL), celebró en la jornada de ayer el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil con una serie de actos donde el libro y los niños se erigieron como los protagonistas indiscutibles, como no podía ser de otra manera.

Esta festividad, propuesta por la Organización Internacional del Libro Juvenil (IBBY) que reúne a más de 60 países, se conmemora cada 2 de abril en todo el mundo coincidiendo con la fecha del nacimiento, en 1805, del escritor danés Hans Christian Andersen, considerado como uno de los máximos exponentes de literatura infantil.

Así, la Biblioteca Pública de Huelva celebró este día con un encuentro con el autor José A. Ramírez Lozano y el ilustrador Enrique Díaz, por una parte, y con la actividad de animación lectora 'Domadores de libros', a cargo de la compañía Recuento, por otra.

Bajo la atenta mirada de los dibujos realizados por Díaz para ilustrar el libro de Lozano 'Los visigordos, tanto escritor como ilustrador animaron a sus oyentes, alumnos de 3 de Primaria del colegio Reyes Católicos de la capital, no sólo a leer sino también a escribir y dibujar, ya que ambas acciones forman un vehículo excepcional "para acercarnos al maravilloso mundo de la literatura", apuntaba Enrique Díaz.

"Al igual que las bicicletas no sólo las montan los ciclistas, el acto de escribir no es exclusivo de los escritores. Todo podemos escribir una historia, un cuento, nadie nos lo impide. Por otra parte, de una ilustración o un dibujo pueden salir miles de historias, si al observarlos ponemos en marcha nuestra imaginación", destacaba A. Ramírez Lozano, a la vez que ambos autores comenzaban a repasar 'Los visigordos' con sus oyentes, que anteriormente en sus aulas ya habían ojeado y leídos sus páginas.

Mientras que los protagonistas de 'Los visigordos' se asentaban en el salón de actos de la Biblioteca, en su sala infantil, un domador de libros intentaba, con la ayuda de otro grupo de alumnos del colegio Molière, domar una serie de cuentos extraordinarios. Con una vestimenta a lo Indiana Jones, uno de los actores del grupo Recuento, Diego Magdaleno, se encargó de ofrecer una imagen distinta de la Biblioteca a sus espectadores. "Se intenta mostrar a la Biblioteca como un centro de ocio, donde además de estudiar, pueden divertirse, ya que la literatura es algo ocioso, apasionante y divertido". A través de una lúdica representación, este aventurero literario fue despertando el amor que por los cuentos y libros todos esos niños llevaban dentro. Les hizo consciente del buen amigo en el que se puede convertir un libro, "el cual nunca os abandonará ya que lo puedes llevar a todos los sitios. Un buen amigo que os hará pensar, que os hará tener tu propia opinión de las cosas; en definitiva, que os hará más libre".

La celebración de esta festividad por parte la Consejería de Cultura forma parte de las iniciativas que viene desarrollando en favor del fomento de la lectura entre la población infantil y juvenil de Andalucía. A las actividades habituales que lleva a cabo el Circuito de Dinamización Lectora del CAL con sesiones de narración oral, talleres de cuentos para niños, bibliotecas itinerantes, etcétera, se suma ahora la creación de un Circuito específico de Literatura Infantil que tratará de difundir la lectura entre el público en edad escolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios