Dimite Belén Requena como presidenta de Emigrantes a escasos días de la salida

  • Queda al frente la hermana mayor y los miembros de la junta de gobierno que no dimiten

Belén Requena, en el centro, presidiendo la peregrinación a La Cinta. Belén Requena, en el centro, presidiendo la peregrinación a La Cinta.

Belén Requena, en el centro, presidiendo la peregrinación a La Cinta. / josué correa

Al final no hubo consenso entre los miembros de la junta de gobierno. La ruptura se hacía evidente en la asamblea convocada por la Hermandad de Emigrantes que ya arrastraba la dimisión de la hermana mayor para esta romería, María del Carmen Pérez Soriano.

Belén Requena presentó su dimisión y a pesar de que la asamblea le solicitaba que reconsiderara su postura no fue posible. En declaraciones a Huelva Información, Requena apunta a diferencias insalvables con otros miembros de la junta de gobierno. "Conmigo se van los cargos más importantes, como el vicepresidente, la secretaria, el tesorero, o el vocal de caridad". La hasta ahora presidenta de la Hermandad de Emigrantes reconoce que para ella ha sido una situación "muy dolorosa", porque durante estos cuatro años de su mandato que cumpliría tras la romería del Rocío, "hemos trabajado mucho y muy duro para dejar a la hermandad muy saneada, con obras impresionantes como el arreglo de la carroza, de los guiones, la obra en la casa de Huelva recién estrenada y la casa del Rocío que se va a pintar la fachada". Resalta "la posición desahogada", en la que queda la tesorería y espera que "quienes vengan hagan un buen trabajo en la línea que nosotros hemos realizado, sin gastos superfluos".

Considera que tras su marcha y la presentación de la dimisión de otros miembros de la junta de gobierno, "lo normal es que si la cabeza visible de la hermandad se marcha, se disuelva la junta de gobierno".

Sin embargo, la decisión tomada por la asamblea, a la que acudieron 400 hermanos, es que atendiendo a que estamos a solo doce días de la salida de la hermandad hacia El Rocío, los miembros de la junta que decidieron continuar se encarguen de reconducir esta situación.

Asistentes a la asamblea consultados por esta Redacción destacaron que a pesar de la lamentable situación que se produce tras la dimisión de la presidenta sí se ha podido ver un afán entre todos los hermanos de hacer frente a esta situación, para que la salida de la Hermandad de Emigrantes no se vea mermada y que salga con el mismo esplendor y lucimiento que en años anteriores.

En esta línea, la hermana mayor, María del Carmen Pérez, reconsideró su dimisión y estará al frente de la hermandad junto al resto de miembros de la junta de gobierno que no dimitieron de sus cargos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios