Desmantelan en Nicaragua el centro educativo de Cardenal, financiado desde Huelva

  • Policías antimotines desalojan las instalaciones, listas para un museo y una biblioteca · El poeta tacha la actuación de "atropello"

Comentarios 3

Todas las esperanzas que el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal puso en los proyectos educativos para la comunidad de Solentiname se han desvanecido de la noche a la mañana. Los programas en los que administraciones y empresas onubenses se han implicado e involucrado tanto personal como económicamente han quedado paralizadas con el desmantelamiento del centro de Enseñanza Secundaria, en el antiguo Hotel Mancarrón, en el que se ofrecían también clases de computación y lengua inglesa.

En estas instalaciones estaba previsto que la próxima semana se inaugurara una biblioteca y un museo, proyectos que encabeza el Instituto para la Cultura, la Democracia y el Medio Ambiente (Incudema), financiados por la Diputación Provincial de Huelva. El organismo supramunicipal así como distintos ayuntamientos de la provincia, entre ellos Valverde, Aracena y Almonte, colaboran desde hace años en las iniciativas de Cardenal.

El pasado domingo policías antimotines desalojaron del antiguo Hotel Mancarrón a su administradora, Esperanza Guevara, y a su familia. El ex coronel del ejército sandinista, Bosco Centeno, esposo de Guevara, fue sacado del lugar con los brazos en alto y esposado, ante el asombro de los vecinos.

El antiguo hotel era propiedad de la Asociación para el Desarrollo de Solentiname (APDS), fundada por Cardenal, pero hace varios años se suscitó un conflicto cuando antiguos directivos del organismo reclamaron la propiedad. A los principales reclamantes -Nubia Arcia, ex cuñada de Guevara, y su actual esposo, el ciudadano alemán Inmanuel Zerger- se les vincula estrechamente con el presidente Daniel Ortega, a cuyo gobierno Ernesto Cardenal ha criticado públicamente.

El pasado viernes, el juez Gregorio Orozco ordenó que se sacara a la calle el mobiliario y enseres del centro educativo, cumpliendo, según dijo, una resolución de un tribunal de apelaciones que nombró a Nubia Arcia "depositaria" de la propiedad.

Cardenal calificó como un "atropello" el desalojo realizado por el gobierno en el centro educativo y culpó al presidente Daniel Ortega de haberlo ordenado, según informó ayer el periódico local El Nuevo Diario . El poeta nicaragüense subrayó que él y sus colaboradores están dispuestos "a todo por defender lo auténtico de la revolución del 79".

Nubia Arcia aseguró que la propiedad le fue "arrebatada" por hombres armados en 2003 y calificó las denuncias del laureado poeta como "una desinformación".

El año pasado, un juez nicaragüense ordenó "congelar" las cuentas bancarias de Cardenal, después de que éste se negara a pagar una multa por una querella del alemán Zerger, y que el poeta calificó como "una venganza política". El episodio generó la reacción de intelectuales de todo el mundo que expresaron su apoyo a Cardenal y cuestionaron en duros términos al gobierno nicaragüense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios