Cortés confirma que la niña de Nápoles "no es Mari Luz"

  • No le permitieron visitar a la cría en el hospital Cardarelli y tuvo que conformarse con reconocerla a través de una foto

Comentarios 3

Un día después de lo previsto y cuando las autoridades italianas y españolas ya habían adelantado el jueves que la niña abandonada en el hospital Antonio Cardarelli de Nápoles no era Mari Luz, Juan José Cortés arribaba a la localidad italiana desde Roma con el objetivo de encontrarse con la menor y comprobar "en persona" si se trataba o no de su hija.

Acompañado por el cónsul español en la ciudad transalpina, el padre de Mari Luz Cortés se dirigió al Juzgado local para "pedir permiso y que me dejaran ver a esa niña". Pero no pudo obtenerlo porque "está bajo tutela judicial y está totalmente prohibido ver a una menor en esas circunstancias". Explicó además que, en el momento en que pudo ver la fotografía de la niña de Nápoles, "entendí rápidamente que no se trataba de mi hija y que era una tontería moverme más para que me dejaran verla". En ese momento, no se lo tomó como algo negativo: "Al contrario, el hecho de que haya aparecido esta cría me da más esperanzas de que en cualquier momento puedan llamarnos de cualquier país para decirnos que ha aparecido Mari Luz".

En cuanto a la descripción de la menor de Nápoles, Juan José Cortés indicó que "la niña no tiene dos o tres años, como se ha dicho, tiene la edad de mi hija, es morenita de piel y tiene el pelo castaño, como Mari Luz, aunque esta cría lo tiene lacio y no rizado como ella". A esto agregó que "la niña ha sido abandonada en el hospital por su familia y ni siquiera sabe hablar, sólo llora llamando a su madre".

El viaje de Cortés a Italia no ha sido en vano. Ha grabado una entrevista para un programa de máxima audiencia de la RAI "que ven más de cinco millones de personas y que se emitirá el próximo lunes". Además, la semana que viene "nos entrevistará una televisión brasileña", por lo que se podrá reconocer a Mari Luz en todos esos países.

El abuelo paterno de la niña de El Torrejón, Juan Cortés, se mostró indignado por "que no hayan dejado a mi hijo ver a esa chiquilla en persona, después de la paliza que se ha dado viajando hasta allí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios