A Cortegana le gusta el medievo

  • Miles de visitantes colapsan el pueblo para participar en la recreación de la época de Sancho IVl historia Las XIV Jornadas Medievales de Cortegana llegan a su fin en medio de un éxito total de público y organización.

Miles de visitantes colapsaron las calles de Cortegana este fin de semana pasado para participar en las XIV Jornadas Medievales de la localidad, en las que participaron 40.000 personas desde el jueves hasta ayer domingo, en una población serrana de poco más de 5.000 habitantes.

El alcalde, Antonio Marín (Izquierda Unida), indicó que este año la calidad tanto de los espectáculos como de las actividades han tenido "un nivel muy alto", dado que todo estaba dirigido por personas, como los profesores de los foros medievales "muy profesionales".

Asimismo, relató que, a pesar de la crisis, el número de asistentes no se ha visto mermado, "quizás por la iniciativa del Ayuntamiento de reducir el precio de la entrada para que el consumo se viera lo menos afectado posible".

La jornada sabatina fue la de mayor presencia de visitantes en las calles, según informó la organización, que indicó que la afluencia de público "ha sido la misma o mayor que en ediciones anteriores", de forma que la crisis económica no ha afectado a la celebración. Las Jornadas Medievales volvieron a provocar que todos los hoteles y alojamientos rurales de la Sierra de Aracena onubense estuvieran llenos.

Entre las novedades de este año, el Ayuntamiento de Cortegana en colaboración con la asociación Juvenil Iuvenis, organizó una velada poética en el entorno al patio de armas del castillo en la cual le cantan a la paz a través de la poesía. El elemento más importante de la celebración es el castillo de Sancho IV, un monumento que presidió todas las jornadas y es a los pies de sus murallas cuando se pueden vivir los momentos más mágicos del encuentro.

Las jornadas han presentado un atractivo adicional, la preparación de banquetes medievales para más de 600 personas al lado de la Iglesia Parroquial Divino Salvador, en pleno centro histórico del municipio y en el corazón de las Jornadas Medievales.

Los banquetes se han desarrollado en una gran taberna medieval de la época, perfectamente preparada para llevar a cabo un auténtico viaje en el tiempo, no solo a través de la gastronomía, sino de una ambientación histórica para que el visitante se sienta como en un auténtico banquete de hace más de 500 años. La gastronomía ha presentado una gran variedad de carnes que van desde la ternera, pollo o el típico y selecto cerdo de la comarca de la Sierra, aderezado con salsas de la época.

Las jornadas se clausuraron ayer noche con un espectáculo de danza vertical que se desarrolló sobre las murallas del castillo a cargo del grupo Rea Danza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios