El Conservatorio se llena de más música los martes

  • El cuarto concierto del ciclo 'Los Martes del Conservatorio' llega hoy, a las 19:30, al auditorio del centro capitalinol entrada gratuita La entrada es libre hasta completar el aforo.

El Auditorio del Conservatorio Profesional de Música Javier Perianes de la capital onubense acoge hoy a las 19:30 horas el cuarto concierto del ciclo Los Martes del Conservatorio, que pretende acercar el primer martes de cada mes la música de este centro educativo a la ciudad de Huelva. La entrada es libre hasta completar el aforo.

El público podrá encontrar un programa variado en las formaciones y en las obras a interpretar. El programa de este concierto comenzará con uno de los Impromptus de Fréderic Chopin, perteneciente a la serie de obras de cierta envergadura de su apogeo romántico, junto a los scherzos y las baladas, que serían una preparación gradual a la gran aportación del autor a la técnica pianística: sus famosos Estudios op. 10 y 25.

A continuación, seguirá la pieza compuesta en 1809 por el compositor alemán Carl Maria von Weber originalmente para viola y orquesta (que él mismo transcribió para fagot). Es una pieza en dos movimientos que debe su nombre a los ritmos utilizados, de origen húngaro, precursora en este sentido de los nacionalismos románticos de la segunda mitad del XIX.

La siguiente pieza es obra del flautista, director de orquesta y compositor francés Philippe Gaubert que escribió especialmente para los instrumentos de viento madera, que tan bien conocía. Este tipo de piezas tienen un marcado carácter francés a medio camino entre las obras de salón y la música impresionista y moderna que se estaba creando en el resurgir musical de París a comienzos del siglo XX.

El público podrá escuchar después una sonata del compositor italiano Luigi Cherubini, que desarrolló su labor compositiva en Italia, Inglaterra y Francia. Es principalmente conocido por su obra lírica y sus misas. Su idealismo, su temperamento independiente y el carácter austero y elevado de su música no fueron debidamente reconocidos por sus contemporáneos y fue redescubierto para el público a mediados del siglo XX, especialmente gracias a la interpretación de sus óperas por Maria Callas.

Henri Rabaud, compositor y director de orquesta francés escribió la siguiente obra del programa. Se trata de una pieza de encargo para el examen del último año del Conservatorio Superior de París, que él mismo dirigió durante un tiempo. Este tipo de obras se encargaban cada año a compositores renombrados del conservatorio y vienen definidas por su virtuosismo y dificultad técnica.

El espectáculo continuará con otro compositor francés, Charles Koechlin, artista prolífico y de una inspiración ecléctica: la naturaleza, el Oriente misterioso, los corales de Bach, la astronomía, o, como en este caso, el mismo Hollywood.

El siguiente grupo, un cuarteto de metales, interpretará obras adaptadas para la formación, en primer lugar, un número del famoso Réquiem del compositor austriaco Wolfgang Amadeus Mozart. Su última composición, cuenta la leyenda que Mozart creía que estaba escribiendo su propia Misa de Difuntos. El concierto terminará con un arreglo para grupo de metales del conocido Libertango del bandoneonista y compositor argentino Astor Piazzolla, que en los años cincuenta y sesenta empezó a introducir innovaciones en el tango tradicional en lo que respecta al ritmo, la melodía y la orquestación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios