Cinturón de seguridad y sillas infantiles como obsesión actual

  • La DGT intensifica durante una semana el control de vehículos para el uso de dispositivos de retención

Control de la Guardia Civil de Tráfico. Control de la Guardia Civil de Tráfico.

Control de la Guardia Civil de Tráfico. / josé m. asencio

No todas las infracciones vienen de los excesos de velocidad y de los radares repartidos por la red de carreteras. Pese a la obligatoriedad de su uso en todo tipo de vías, incluidas las urbanas, el uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil siguen siendo una laguna en muchos conductores que podrían evitar muchas muertes y lesiones en accidentes en el país. Por eso la DGT ha centrado sus esfuerzos esta última semana en controlar su uso correcto para concienciar a los conductores y pasajeros.

En la anterior campaña de vigilancia y control emprendida por Tráfico en este sentido, en septiembre de 2016, se detectaron más de 1.000 usuarios que carecían de sistema de retención entre los 53.000 vehículos revisados en los controles de la Guardia Civil. Entre ellos, 73 menores que no llevaban ni cinturón de seguridad ni sistema de retención infantil, de los que, a su vez, 20 viajaban en los asientos delanteros y 53 en los traseros.

Un informe reciente de la Fundación Mapfre sobre seguridad infantil en el automóvil en España y Latinoamérica destacaba en octubre pasado que la holgura en el cinturón de seguridad y las sillas mal ancladas son los errores más frecuentes y que mayor peligro presentan para la seguridad vial de los menores. De hecho las pruebas realizadas registran daños considerables en la cabeza y en el tórax de los pequeños provocados por estas deficiencias.

El mismo informe revela la conveniencia de que no sólo viajen a contramarcha los pequeños de 1 o 2 años, sino también los de 3 e incluso los de 4 años.

La DGT ha elaborado también un decálogo de razones que justifican el uso del cinturón por los ocupantes de un vehículo. Entre otras, que el riesgo de fallecimiento en accidente se reduce a la mitad, y que la posibilidad de resultar herido grave o muerto en casco urbano es cinco veces menor si se utiliza adecuadamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios