Cinta Castillo ratifica la concesión de la autorización ambiental a Fertiberia

  • La consejera afirma que no puede más que alegrarse de que la industria consiga el permiso · Pide al resto de partidos un consenso sobre el agua, que quiere sacar del enfrentamiento político

Comentarios 76

La fábrica de Fertiberia en la avenida Francisco Montenegro no tendrá problema alguno con la autorización ambiental integrada (AAI), de hecho, ya la tiene prácticamente concedida. Así lo ratificó ayer en su primera comparecencia pública la nueva consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, quien destacó que "no puedo más que alegrarme" por el hecho de que la actividad industrial consiga la AAI, recordando que es un trámite administrativo sin el que la empresa no podría continuar su actividad.

La consejera se expresó así después de la polémica despertada en los últimos días por las declaraciones del delegado del Gobierno en funciones, Justo Mañas, sobre la probable concesión de la autorización (que tiene que dar Medio Ambiente) a todas las empresas que la habían solicitado por estar obligadas a tenerla según la Ley de Prevención y Control Integrados de la Contaminación.

La AAI recoge en un único documento los antiguos permisos ambientales de diferentes ámbitos (vertidos, emisiones), marcando unos límites más estrictos reclamando a las empresas el uso de las mejores tecnologías disponibles en cada uno de sus procesos. En el caso de Fertiberia, en ella se establecerán cuestiones como la construcción de una planta de tratamiento de aguas (algo que ya está tramitando la empresa) o los límites a seguir en cuanto a las emisiones. Y, en cuanto al sistema de apilamiento de fosfoyesos que se está empleando en la marisma, los documentos de referencia establecidos por la Unión Europea para cada una de las actividades son claros: la mejor técnica disponible para el tratamiento de estos residuos es, en primer lugar, su venta para otros usos (algo que se hace con una ínfima parte de ellos para uso agrícola) y después el apilamiento. Todas estas cuestiones han sido tenidas en cuenta en la tramitación de la AAI de la empresa, que ha sido polémica y en la que se ha personado la Mesa de la Ría.

La consejera aprovechó también su primera comparecencia pública tras su toma de posesión para destacar cuáles serán los ejes prioritarios de su gestión medioambiental. Y en este sentido, ofreció su "mano tendida" al resto de las fuerzas políticas para llegar a un consenso sobre el agua, una materia candente y bien escaso del que pretende hacer "un derecho garantizado para todos".

La apuesta por las energías renovables, el impulso de la investigación y el desarrollo al servicio del medio ambiente o la lucha contra el cambio climático fueron algunas de las otras cuestiones destacadas por Castillo en este inicio de legislatura, así como la necesidad de "hacer de nuestra riqueza natural una fuente de riqueza y empleo en el turismo o la agricultura ecológica, por ejemplo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios