Cepsa realizó en 2007 una inversión medioambiental de 19,98 millones

  • La Refinería que la empresa tiene en La Rábida cumplió el pasado año el 88 por ciento de los objetivos marcados por la Autorización Ambiental Integrada (AAI), obtenida en agosto de 2006.

Comentarios 1

La Refinería de Cepsa en La Rábida realizó el pasado año una inversión en materia medioambiental de 19,98 millones de euros, que se tradujeron, por ejemplo, en el cumplimiento del 88 por ciento de los objetivos marcados por la Autorización Ambiental Integrada (AAI), obtenida en agosto de 2006, 20 meses antes de lo acreditado por la Ley.

Durante la presentación de la Declaración Ambiental 2007, el presidente de Cepsa Refinería La Rábida, Juan Manuel Díaz Cabrera, destacó el "éxito" con el que "se han superado las exigencias de la legislación en la mayoría de los parámetros medioambientales, que se mantuvieron por debajo de los nuevos límites, muchos más restrictivos con la AAI".

En este sentido, resaltó el "esfuerzo de la compañía, afrontando un proceso de adaptación que supone establecer nuevas prácticas operativas y programas de actuación, así como garantizar en todo momento la aplicación de las mejores tecnologías disponibles en el ámbito de la gestión medioambiental".

A su juicio, esto se refleja en que en 2007 se reflejó el "nivel más bajo de emisiones de la historia de la refinería, ya que se registró un descenso del 68 por ciento en comparación con 1995, teniendo en cuenta que hace tres años la reducción era de un 50 por ciento", por lo que consideró la cifra de este año como "un hito".

Según detalló, las emisiones de partículas, azufre y óxido de nitrógeno se situaron entre el 33 y el 78 por ciento de los límites máximos permitidos, consiguiéndose en todos los parámetros reducciones superiores al diez por ciento en relación a 2006, alcanzando en algunos casos el 30 por ciento.

En cuanto al dióxido de carbono, se emitieron 181.000 toneladas menos en relación a los derechos asignados a la refinería en el Plan Nacional de Asignación de Emisiones de CO2 2005-2007; al tiempo que destacó que "se han dado importantes pasos en el Programa de Detección y Reparación de Fugas, con la revisión de más de 6.000 equipos fugas", con lo que se eliminó el 51 por ciento de las fugas y sólo se identificaron de compuestos volátiles en el 4,5 por ciento de los elementos comprobados".

Los efluentes

Por su parte, los efluentes líquidos se redujeron en un diez por ciento en el punto normal de vertido de la refinería respecto a 2006, mientras que el volumen de residuos gestionados se elevó a 6.407 toneladas, lo que supone un incremento respecto a las 2.942 toneladas de 2006 --la cifra más baja de los -últimos años--, aunque por debajo de las 8.113 toneladas de 2005. El aumento se debe a una mayor actividad de la planta eléctrica y al desmantelamiento de la de lubricantes.

No obstante, destacó que la evolución de la reutilización o reciclado de residuos fue "muy positiva", ya que se reciclaron 5.383 toneladas, frente a las 1.130 del año anterior. Además, por primera vez en la refinería, se valorizaron energéticamente 535 toneladas de lodos del Tratamiento Físico-Químico de la planta energética.

Díaz Cabrera también destacó que en 2007 se produjeron ya el diez por ciento de las gasolinas y el ocho por ciento de los gasóleos "con la calidad que se exigirá medioambientalmente en 2009, es decir, con el 0,001 de azufre frente al 0,005 por ciento actual". Por otra parte, la planta de ETBE (componente para la fabricación de biocombustibles a partir de etanol de origen agrícola), ha supuesto un ocho por ciento de la producción de gasolina durante 2007.

Proyectos

El presidente de Cepsa Refinería La Rábida hizo referencia a los proyectos de la compañía en Huelva y destacó, de entre los 60 que tiene previstos, la ampliación de la capacidad de producción de gasoil y de combustible a reacción, ya que "España tiene un gran déficit en esta materia", con el objetivo de pasar de los 4,7 millones de toneladas de crudo procesados al año a los nueve millones.

Díaz Cabrera detalló que este proyecto cuanta con una inversión de 1.144 millones de euros, que supondrá la creación de unos 140 empleos que ya están en fase de formación, aunque destacó que, durante la construcción, la media es de 2.000 puestos de trabajo. En este sentido, confió en que esta ampliación esté en funcionamiento en el primer trimestre de 2010, lo que supondrá un "salto cualitativo y cuantitativo".

También el primer trimestre de 2010 es el horizonte para la puesta en marcha de la segunda planta de generación de energía eléctrica, que producirá 84 megavatios, por los 50 que genera la actual, y que cuenta con una inversión de 104 millones de euros. Esta planta, según Díaz Cabrera, va a "mejorar la competitividad y va a suponer que se exporte toda la energía eléctrica, a la que se sumará el 20 por ciento que se exporta ya actualmente".

Por último, destacó que la refinería va a invertir en la construcción de un cuarto atraque en el muelle Reina Sofía diez millones de euros, al tiempo que el próximo año sustituirá, por un montante de seis millones, la boya del petrolero por una de la mejor tecnología.   

Por otra parte, Cepsa invirtió más de 88.000 euros en programas de actuación externa, como el mantenimiento de la Laguna Primera de Palos, que ha sido visitada por 23.000 personas desde la inauguración del proyecto en 2001; o diferentes actuaciones en el Parque Natural de Marismas del Odiel. Además, la refinería obtuvo la Medalla de la Universidad de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios