Punto de mira

Camaradería navideña

  • Es tiempo de celebrar la Navidad entre los compañeros, con el sector de la hostelería frotándose las manos l Mañana entra en vigor el cierre al tráfico de la Gran Vía en horario comercial

Comentarios 0

LAS celebraciones navideñas van a buen ritmo, si nos atenemos a los datos que dan los propios hosteleros, ya que las reservas así lo certifican. Unas celebraciones que, excepto en las comidas propias de empresa, han bajado en el número de comensales, ya que en algunos casos hay currantes que se han 'caído de la lista'. La loca subida de precios en todos los conceptos ha hecho mella, y así nos comentaban esta semana que los grupos se han reducido considerablemente. Sigue habiendo gran cantidad de almuerzos o cenas, pero menos cuantiosas. Los que han hecho el agosto son las empresas de autobuses, pues no paran, y en algunas ocasiones han tenido que rechazar ofertas al no disponer de flota suficiente para satisfacer algunas fechas.

Ya se adelantó en un reportaje en este mismo periódico que la falta de liquidez de los onubenses se iba a notar en algunos aspectos pero no en lo referente al ocio y poder salir fuera de casa a comer con los familiares y amigos, ya que las penas con pan son menos. Y es que unos se divierten y otros llenan la caja, con lo que los hosteleros acabarán el año con las cuentas saneadas pues este tipo de celebraciones dejan un buen dinero, y más si se convierten en diarias.

Mañana se pondrán en práctica las normas de tráfico que quedaban pendientes para esta Navidad, con el cierre de la Gran Vía en las horas comerciales. Una medida que ya lleva unos días funcionando en algunas calle de la capital, en las que se ha ordenado el tráfico para dar una mayor movilidad a los automovilistas. Desde la Concejalía de Movilidad se ha estado trabajando a destajo para que todo salga a pedir de boca, aunque para ello se ha de contar con el apoyo de todos, ya que las medidas adoptadas son para que tanto el peatón como el conductor pueden moverse mejor por la ciudad.

Con el cierre de la isla peatonal del centro de la capital que se espera esté lista en unos días, ya se trabaja en ponerle cerco para que dejen de circular los vehículos a sus anchas. En el primer trimestre del año que comienza estarán listas las normas para que sólo entren en las calles peatonales los residentes que tengan garaje en la zona, con una vigilancia estrecha para que los vehículos no queden aparcados en ningún momento en las aceras. Desde el Consistorio avanzan que no piensan bajar la guardia en el momento en que las medidas entren en funcionamiento, con lo que las multas pueden ser cuantiosas en el caso de que se siga con el descontrol que hay en estos momentos.

Un año este que acaba con la penosa división en el movimiento vecinal que provocará que en unos meses haya dos federaciones. El viernes pasado tuvo lugar una cena de Navidad en la que se notaron las ausencias y se palpaba una tensión que pocos resultados positivos va a traer a los barrios de Huelva. Una pelea política entre personas que ha hecho retroceder a un movimiento que llegó a vivir momentos felices.

más noticias de HUELVA Ir a la sección Huelva »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios