Calatrava no trabaja en el diseño de la estación tras un año negociando el contrato

  • El arquitecto valenciano tiene aparcado el proyecto al que el Gobierno lleva refiriéndose dos años · El alcalde "peleará" hoy en Madrid para exigir a Adif "un edificio de viajeros emblemático, y no un apeadero"

Comentarios 24

La odisea del AVE y la estación sigue con el grueso en el tintero. Con una inversión de 61,2 millones de euros, el Ministerio de Fomento licitará en 2010 una infraestructura ferroviaria que dotará a Huelva de un edificio provisional de viajeros. El Gobierno anuncia la construcción del que será apeadero de la Alta Velocidad como una solución transitoria a la espera de que Santiago Calatrava culmine el proyecto estrella del que se viene hablando desde la campaña electoral de 2007, el diseño definitivo de la estación que se proyecta entre el paraje de Las Metas y Marismas del Titán, a 500 metros de la Plaza del Punto. Un proyecto constructivo "independiente" de este presupuesto y de este calendario. Hasta aquí, la versión que la oficialidad ha mantenido hasta la fecha.

La maqueta que se dio a conocer hace dos años de la mano de la entonces ministra Magdalena Álvarez -en medio de una polémica institucional- sigue varada desde entonces por unas circunstancias que ayer pudo confirmar este periódico de fuentes vinculadas al proyecto: a fecha de hoy, el estudio del arquitecto valenciano no está trabajando en el diseño presentado. En este momento, las labores que se están realizando desde la empresa de Calatrava se limitan a intentar acordar con ADIF-TIFSA los términos finales del contrato de prestación de servicios de arquitectura e ingeniería para la construcción de dicha estación. Tras más de un año de negociaciones, todavía no se ha alcanzado el consenso para formalizar este procedimiento.

Así pues, a pesar de las sombras chinescas, hay constancia de que desde diciembre de 2008 no ha habido avances en el redimensionamiento de aquella maqueta que planteaba una torre-hotel de 353 metros, rodeada de arboleda, junto a una marquesina de vidrio con un centro comercial. Todo queda a expensas de regularizar esa situación contractual.

Precisamente hoy tiene el Ayuntamiento de Huelva una cita clave en Madrid para desbloquear un proyecto que lleva coleando la friolera de 20 años, desde que el entonces alcalde socialista Juan Ceada anunciara la revolución de la Alta Velocidad. Después de tres años de tiempo de silencio, el regidor Pedro Rodríguez se sienta con los responsables del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para abordar la firma del convenio de cesión de terrenos, o al menos avanzar en la negociación de un documento que ha tenido varias reencarnaciones y que sólo ahora tiene visos de fertilidad, una vez que el Consistorio ha expropiado las fincas necesarias y las ha inscrito a su nombre en el Registro de la Propiedad. Se impone como condición que el suelo esté libre de "cargas y de ocupantes", y en Las Metas siguen viviendo una decena de familias, si bien mañana está previsto que la Gerencia Municipal de Urbanismo abra el camino al realojo a través de un convenio con la Junta de Andalucía para ofrecer a estos vecinos 10 pisos en La Florida y evacuar definitivamente la zona.

Pero por encima de todas estas cuestiones, la expedición del Ayuntamiento tiene hoy una prioridad: el alcalde "peleará porque Huelva tenga un edificio emblemático para los viajeros del AVE, una estación del siglo XXI -advirtió ayer el portavoz municipal del PP, Francisco Moro-. Los onubenses no queremos un apeadero. No nos merecemos esa discriminación. Queremos un edificio que se convierta en centro de recepción y confluencia social, en portada de la ciudad de Huelva. Por eso lleva luchando 12 años este Ayuntamiento". El objetivo del regidor es regresar hoy con un compromiso del Gobierno en este sentido, incluida fechas de inicio de obras. Todo al margen de que, finalmente, la firma sea o no la de Santiago Calatrava.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios