Las Tres Caídas reprocha a la Vicaría y al Consejo que no propiciaran un acuerdo

  • Lamenta que no hubo vigilancia para que se cumpliera el artículo 64 de los Estatutos, como pidió el Obispado

La Hermandad de las Tres Caídas critica en su página web a la Vicaría para la Celebración de La Fe y al Consejo de Hermandades por no ser vigilantes del cumplimiento del artículo 64 de los estatutos del Consejo, ante el conflicto planteado en los horarios del Lunes Santo, como así demandan desde el Obispado.

El comunicado de la junta de gobierno de las Tres Caídas se produce tras la reunión celebrada el pasado día 12 entre las cuatro hermandades del Lunes Santo, la junta del Consejo que preside Modesto Fernández Jurado, y el vicario para la Celebración de la Fe, Diego Capado. Una reunión demandada en carta del Obispado con fecha 30 de enero a la junta del Consejo, que hizo caso omiso de este encuentro y envió a Las Tres Caídas el laudo con los horarios para el Lunes Santo.

Tras celebrarse la reunión, la junta de gobierno de las Tres Caídas ha hecho saber a sus hermanos que "la vigilancia de que se cumpliera el artículo 64 de los estatutos del Consejo por parte de don Diego Capado, siguiendo las indicaciones hechas en la reunión celebrada hace unos días en el Obispado, estando el vicario general don Baldomero, y el señor obispo, presentes fue nula". Asegura que "ni se aplicó el artículo 64 ni don Diego Capado recordó la necesidad de hacerlo como es su deber al ser el representante de la autoridad eclesiástica, limitándose a decir que la "reunión se convocaba para que las Tres Caídas aceptase el horario". La cofradía entiende que de esta forma "no se cumplían los deseos expresados por parte de nuestro pastor a nuestra junta de gobierno al obligar a realizar una nueva reunión donde se arbitrara un acuerdo entre las hermandades".

La Hermandad de las Tres Caídas señala que "no está defendiendo un problema horario como se pretende hacer creer", sino que "denuncia el mal uso que la junta del Consejo ha hecho de su ofrecimiento y la falta de interés por parte de este organismo en que haya un acuerdo que satisfaga a las cuatro hermandades del Lunes Santo, cuando como ha quedado demostrado es posible".

El ofrecimiento de Las Tres Caídas surge tras los problemas derivados de la Semana Santa de 2010, proponiendo en una reunión de las cofradías del día el cambio de orden de paso con la Hermandad del Calvario, adoptando su puesto de terceros y el horario de 20:30. De esta veracidad es testigo el libro de actas en el que se recoge que "Tres Caídas dice que ellos permutarían su puesto con Calvario, entrando ellos a las 20:30 y Calvario a las 21:15". En 2011 aceptan el horario impuesto por la junta del Consejo con el compromiso expreso en documento de 5 de abril de 2011 de que se hacía "por un año", para volver a las negociaciones para este año. Toda vez que no se llegó a un acuerdo se propició un encuentro con las cofradías del día en el que no participa el Consejo pero sí tiene el consentimiento del vicario Diego capado, un acuerdo que "no fue validado por el presidente del Consejo pudiéndose entonces zanjar el asunto". El Obispado, tras actuar de mediador y no encontrarse un acuerdo, demandó a la junta del Consejo a reunirse con las hermandades y atenerse al artículo 64, que habla de antigüedad, tradición y número de hermanos a la hora de la toma de decisión final por parte de la junta del Consejo a la hora de imponer un laudo si no hay acuerdo entre las cofradías del día.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios