Cae un 30% la venta de vivienda y sube un 50% el alquiler

  • Los bares y restaurantes de la provincia, testigos de la contención en el gasto

Si el año no ha sido bueno para el consumo tampoco lo ha sido para el empresario, especialmente para el hostelero e inmobiliario, con pérdidas en las ventas de un 20 y un 30 por ciento, respectivamente.

La subida de tipos de interés provocó un vuelco en el mercado inmobiliario: la demanda de viviendas para su compra fue disminuyendo hasta el punto de hacer caer el nivel de ventas hasta un 30 por ciento, mientras que la demanda de inmuebles para su alquiler comenzó a despegar tras el verano, hasta un 50 por ciento, para situarse en niveles que no se habían registrado desde hacía cinco años. Además, el precio de la vivienda de segunda mano comenzó a bajar, después de haberse mantenido en el mercado hasta un 30 por ciento más cara de su precio real.

Todo eso llevó a que la demanda de vivienda en Huelva se concentrara en dos sectores muy diferenciados: inmuebles de calidad y gran superficie, que se pueden considerar de 'gama alta' (para quienes la crisis hipotecaria no tiene efectos aplastantes) y pequeños apartamentos, dejando de lado al piso intermedio que hasta ahora había sido uno de los principales puntos claves de la venta. Y es que el perfil de éstos últimos dejó de lado la compra para comenzar a partir de octubre a decantarse por el alquiler (ante la imposibilidad de acceder a la compra), lo que explica que la demanda de arrendamiento haya aumentando de forma tan espectacular.

Junto al inmobiliario (que en la provincia ha sido testigo del cierre de innumerables agencias), el hostelero ha sido el que más ha sufrido durante 2007. El verano se recordará como la peor época de hace años, con unas ventas hasta un 50 por ciento más bajas de las que hubo en 2006, que al final de año dejaron unas pérdidas acumuladas del 20 por ciento y eso, que el mes de diciembre consiguió llenar las salas y restaurantes de la mayor parte de la provincia durante prácticamente todos los días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios