CSIF alerta de las 59 agresiones registradas en el ámbito sanitario durante 2015

El sindicato CSIF ha reclamado "medidas de seguridad urgentes" para evitar las agresiones que se dan los centros dependientes del SAS. Según los datos de esta central sindical, el año pasado se registraron en la provincia, un total de 59 denuncias de agresión por parte de los profesionales, doce de ellas físicas (20,3%) y 47 verbales (79,7%) como gritos, amenazas o insultos. Esta cifra, a juicio de CSIF, no sólo es "alarmante" sino que es el reflejo "del verdadero problema de falta de personal y de recursos en la sanidad pública, que demora aún más las citas, alarga las listas de espera y reduce el tiempo de atención al paciente que, en ocasiones, se deja llevar por la desesperación y proyecta su frustración en los trabajadores, que son los que los atienden y dan la cara", tal y como ha explicado el responsable provincial de Sanidad del sindicato, César Cercadillo.

Si se elevan las cifras al conjunto de la comunidad andaluza, los datos ascienden a 935 agresiones de las cuales 204 fueron físicas y 731 verbales. En cuanto a las razones que provocaron este tipo de conflictos -según los datos extraídos de forma conjunta de las ocho provincias andaluzas- el 25% de los casos no tuvieron causa aparente y, según CSIF, precisamente éstos suelen ser los más conflictivos y los de peor solución. De las situaciones que generaron las agresiones, el mayor porcentaje apunta a desacuerdos con el trato o conducta del profesional (31%) y, en menor medida, por solicitar un tratamiento distinto al prescrito (8,6%), la disconformidad con el tiempo de atención en el centro (7,5%) o demandar atención fuera de la cita programada (6,5%).

Menos casos se dan como consecuencia de pedir atención sin cita previa (4,2%) o solicitar prestación o medicación para un familiar (3,2%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios